La Fundación Mutua de Propietarios presenta la primera calculadora para conocer cuánto cuesta hacer accesible un edificio

318

La Fundación Mutua de Propietarios ha presentado una herramienta online única en el mercado, que calcula el coste de hacer accesible un edificio (https://www.fundacionmdp.org/calculadora-de-accesibilidad/), presupuestando las obras necesarias para la eliminación de las distintas barreras arquitectónicas, tales como escalones en el portal, telefonillos elevados o puertas pesadas. De acuerdo con las estimaciones realizadas por la Fundación Mutua de Propietarios en el informe ‘Accesibilidad en el edificio: ¿gasto o inversión?’, el 87% de los edificios de viviendas españoles necesita mejorar su accesibilidad, lo que supondría un coste medio por hogar de 1.361 euros.

“Con el desarrollo de esta calculadora, la Fundación Mutua de Propietarios pone a disposición de los ciudadanos una herramienta fácil y sencilla, que calcula la inversión necesaria para eliminar las barreras arquitectónicas de los edificios y mejorar así la calidad de vida de las personas con movilidad reducida”, explica Laura Lopez Demarbre, vicepresidenta ejecutiva de la Fundación Mutua de Propietarios.

Rampas de acceso de la calle al portal (835 euros); bajar la altura del portero electrónico (80 euros) o los buzones (95 euros); hacer el portal de acceso más ancho (1.850 euros); instalar abrepuertas automático (1.715 euros); plataforma salvaescaleras (8.100 euros) o ascensores accesibles (44.000 euros) son los elementos y costes estimados de las principales obras necesarias para contar con un edificio accesible.

Principales barreras arquitectónicas

De acuerdo con el informe de la Fundación Mutua de Propietarios, 1 de cada 4 edificios tiene un escalón en el acceso al portal; el 56% tiene porteros automáticos no accesibles desde una silla de ruedas, al igual que 2 de cada 3 edificios tienen sus buzones elevados y, por tanto, también inalcanzables. En cuanto al acceso al edificio, aunque el 90% de los portales tiene el tamaño adecuado para pasar con silla de ruedas, el 48% pesa demasiado.

En términos de actuación urgente, el informe ‘Accesibilidad en el edificio: ¿gasto o inversión?’ apunta a las barreras relacionadas con el ascensor. De hecho, un 17% de los edificios de viviendas comunitarios no dispone de ascensor y, de los que sí disponen, un 11% tiene un escalón que dificulta la accesibilidad hasta él. Por este motivo, el 49% de quienes no cuentan con ascensor lo reclaman como una medida urgente, de la misma manera que un 51% considera esencial mejorar la accesibilidad del portal hasta el ascensor con una plataforma elevadora eléctrica o una rampa.

Por otro lado, el estudio de la Fundación Mutua de Propietarios detecta que, pese a que el 63% de los españoles está de acuerdo en que un edificio accesible revaloriza sus inmuebles, 6 de cada 10 ve poco o nada probable realizar las mejoras de accesibilidad que se necesitan en su edificio.

La falta de acuerdo entre vecinos (47%) y los motivos económicos (55%) son las principales razones expuestas. En este último aspecto, la barrera de los 2.000 euros por hogar es el punto de inflexión para considerar probable o no probable llevar a cabo las mejoras.

“La accesibilidad universal de los elementos comunes de los inmuebles debe ser una obligación en todas las comunidades de propietarios, con el objeto de garantizar la capacidad de movimiento y, por tanto, la calidad de vida de los más de 100.000 españoles, que no pueden salir de sus casas porque sus edificios no son accesibles”, afirma la vicepresidenta ejecutiva de la Fundación Mutua de Propietarios.