Plan Rehabilita 2023: ayudas para rehabilitar las viviendas y edificios de todos los barrios para hacer un Madrid mejor

572

Instalar un ascensor, arreglar la fachada, sustituir la caldera comunitaria… La rehabilitación no solo toma el pulso a la vida de la ciudad, sino que también logra que sus habitantes vivan mejor, haciendo sus hogares más confortables y, la mayoría de las veces, más eficientes. Como emprender este tipo de obras implica un coste elevado que puede ser difícil de asumir, el Ayuntamiento de Madrid ha puesto en marcha diferentes planes de ayudas para que tanto vecinos como comunidades de propietarios puedan llevarlas a cabo. ¿Otro plus? Las subvenciones se conceden de forma anticipada, lo que facilita aún más el proceso.

La Junta de Gobierno del pasado 25 de mayo aprobó una nueva edición del Plan Rehabilita 2023 del que pueden beneficiarse más de 14.000 familias de todos los barrios de la capital. Este programa del Área Delegada de Vivienda, dotado con 50 millones de euros, subvenciona actuaciones de accesibilidad, conservación, eficiencia energética y salubridad, incluyendo la retirada del amianto. Las ayudas, que oscilarán entre el 40 % y el 90 % del coste de las obras, pueden llegar hasta los 10.000 euros por vivienda, en función del tipo de actuación y se abonarán con la concesión de la licencia, por lo que no habrá que esperar a terminar las obras para recibirlas.

Así, una comunidad de propietarios con 20 vecinos que residan en un edificio de un barrio de una Zona de Especial Transformación Urbanística (ZETU) y que quieran instalar un ascensor y una rampa de acceso para mejorar la accesibilidad de su inmueble podrán recibir un 75 % de subvención. De esta manera, si la obra está presupuestada en 120.000 euros, percibirán una ayuda de 90.000 euros, de forma que cada vecino pagaría solo 1.500 euros, ahorrándose 4.500 euros en las reformas.
El Plan Rehabilita abarca cuatro líneas de actuación que tienen como fin mejorar la accesibilidad de los inmuebles con la instalación de ascensores, plataformas elevadoras o rampas; conservar fachadas, cubiertas o estructuras; potenciar la eficiencia energética con fachadas más aislantes, nuevas calderas comunitarias, cubiertas verdes y puntos de recarga de vehículos eléctricos, y fomentar la salubridad, retirando elementos con amianto, reduciendo la concentración de radón o mejorando la calidad del aire interior.

La rehabilitación energética es una de las apuestas del Ayuntamiento de Madrid, al ser un elemento esencial para una ciudad más sostenible, saludable y habitable, teniendo en cuenta, además, que el 70 % del parque de vivienda de la capital es anterior a 1980. Por este motivo, este año se incluyen como novedad subvenciones de hasta un 80 % para rehabilitaciones que consigan edificios de consumo de energía casi nulo. Además, se mantienen las ayudas incorporadas en 2022 para comunidades energéticas e impulso a las renovables como tejados solares, paneles fotovoltaicos, etc.

Por otro lado, esta edición continúa impulsando la Estrategia Habita Madrid para seguir midiendo los indicadores de consumo y confort en algunos edificios que sean rehabilitados energéticamente. Las personas que quieran participar en esta iniciativa se beneficiarán de una mejora en la subvención: un 10 % más para las comunidades de propietarios y un 90 % del total de la ayuda recibida para las viviendas concretas que quieran ser monitorizadas. Actualmente, ya son más de 200 las viviendas que están en proceso de monitorización en Madrid.

El Plan Rehabilita 2023, cuyo plazo para presentar solicitudes comenzará al día siguiente de publicarse la convocatoria en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM) y durará cuatro meses, continúa la línea de innovación técnica de las anteriores ediciones con rehabilitaciones tan innovadoras como la aplicación de revestimientos, pinturas o pastas base descontaminantes del aire por fotocatálisis o pinturas de interior con regulación de humedad.