¿Cómo convencer a los vecinos para que reformen su edificio y sea más eficiente?

293

Las reformas más deseadas por las comunidades de vecinos son la instalación de placas solares (57,8%), seguidas de la instalación de un SATE (46%), mejoras en la accesibilidad (36%) o cambiar la calefacción a un sistema más eficiente (34,5%).

Los vecinos de La Rioja, Extremadura y la Región de Murcia son los más decididos a proponer este tipo de reformas en sus comunidades.

8 de cada 10 propietarios desconoce la existencia de mecanismos de ayuda, como los Fondos Next Generation EU, que facilitan la rehabilitación y mejora del edificio en la propia comunidad.

España es el segundo país de la Unión Europea con mayor número de viviendas en altura, solo por detrás de Letonia y muy por encima de la media comunitaria, que se sitúa en el 46,1%. De los más de 25 millones de viviendas que cuenta el parque inmobiliario español, el 65% son pisos según datos de Eurostat.

Con este patrón, típicamente español, no es de extrañar el elevado número de comunidades de propietarios que existe en nuestro país, pues los últimos datos señalan que actualmente existen en todo el país 1,2 millones de comunidades de propietarios sujetos a la Ley de Propiedad Horizontal, que regula las relaciones entre propietarios de viviendas que comparten zonas comunes y que normalmente requieren de un administrador para la gestión y mantenimiento de la comunidad.

Además, más de la mitad del parque edificado en España supera los 40 años de antigüedad y se calcula que cerca de un 80% son ineficientes, lo que implica falta de aislamientos, conservación insuficiente y escasa accesibilidad. Para alcanzar los objetivos fijados en el Pacto Verde, la directiva de eficiencia energética en edificios de la UE (EPBD por sus siglas en inglés) va a exigir que todos los hogares hagan los cambios necesarios y se adecuen al certificado energético D antes de 2033.

UCI (Unión de Créditos Inmobiliarios), entidad especialista en financiación sostenible, ha analizado desde I Observatorio sobre Vivienda y Sostenibilidad la percepción sobre la eficiencia de las viviendas españolas, incluyendo un apartado referida a la situación de las comunidades de propietarios en materia de sostenibilidad. El estudio pone de manifiesto que la mitad de las personas que viven en una comunidad de vecinos estaría dispuesta a proponer una rehabilitación energética que reduzca los efectos nocivos para el medioambiente y también para su bolsillo.

Por Comunidades Autónomas, La Rioja, Extremadura y la Región de Murcia, son las más decididas a proponer este tipo de reformas entre los vecinos.

La introducción de placas solares (57,8%), instalación de un SATE (Sistema de Aislamiento Térmico Exterior) (46%), mejoras en la accesibilidad (36%) o cambiar la calefacción a un sistema más eficiente (34,5%), son las reformas más valoradas por las personas que residen en comunidades de propietarios como actuaciones más necesarias en la rehabilitación de su edificio.

Los españoles apuntan también los principales frenos a la hora de poner en marcha una rehabilitación, como el coste de la reforma, principal escollo para el 68% de los propietarios, la dificultad de convencer a los otros vecinos (57,9%) o amortizar la inversión en forma de ahorro en las facturas energéticas (30,4%).

Una rehabilitación energética a nivel de edificios supone a corto y medio plazo un importante ahorro energético que beneficiará a todos los vecinos, y que se percibe especialmente cuando se actúa sobre los elementos comunes como fachadas y cubiertas.

Según Javier Torremocha, director comercial de Rehabilitación en UCI: “está demostrado que los beneficios están ahí, pero es necesario contar con la figura del “vecino motivado” o ese “influencer” que está dispuesto a impulsar la rehabilitación de toda la comunidad”.

Dónde y cómo financiar una rehabilitación

¿Y cómo se puede llevar a cabo la rehabilitación sin que suponga un coste excesivo para los propietarios? El estudio revela el alto desconocimiento de los mecanismos al alcance de las comunidades de propietarios para financiar estas reformas. A pesar del gran aporte monetario que ha supuesto la entrada de los Fondos Next Generation UE, 8 de cada 10 propietarios, asegura que desconoce esta ayuda para facilitar la rehabilitación y mejora de su edificio desde la propia vecindad.

Junto a ello, existen otras medidas que impulsan los ayuntamientos y Comunidades Autónomas. También el Plan de Recuperación, Transformación y Resilencia de la economía española prevé la movilización de más de 140.000 millones de euros de inversión pública hasta 2026 para diferentes sectores, entre ellos el inmobiliario, que las comunidades de propietarios deberían tener en cuenta.

Para el director comercial de Rehabilitación en UCI: “estamos en un momento inmejorable para emprender obras de reforma que mejoren la eficiencia energética de los edificios desde las comunidades de propietarios. Gracias a los Fondos Next Generation EU, muchas comunidades están recibiendo ayudas para mejorar el aislamiento térmico y acústico de los edificios o para la mejora en la accesibilidad, lo que conlleva un incremento en el valor de la vivienda que oscila entre el 12-15%.”.

En la misma línea, casi un 78% de los españoles ignora también la posibilidad de obtener una financiación directa a las comunidades de propietarios para reformas sostenibles de los edificios en los que residen.

Según Catia Alves, directora de Sostenibilidad y Rehabilitación de UCI: “la revolución sostenible de la UE obliga a España a poner sus edificios al día, así que todos debemos ser aceleradores de la descarbonización de nuestros edificios”. Y añade: “al igual que sucede con las ayudas a la eficiencia energética de los inmuebles a nivel particular, existen mecanismos de financiación para las comunidades de propietarios. Es necesario darlos a conocer y hacerlos accesibles para impulsar el interés de los propietarios que quieran acometer la rehabilitación de los edificios y adaptarlos a las nuevas normas europeas”.

Como una de las entidades adheridas al Pacto Mundial Red Española, UCI contribuye con el I Observatorio sobre Vivienda y Sostenibilidad al ODS 13 Acción por el clima (asociado a su meta 3): mejorar la educación, la sensibilización y la capacidad humana e institucional respecto de la mitigación del cambio climático, la adaptación a él, la reducción de sus efectos y la alerta temprana.