El 71% de los europeos toman medidas para reducir su consumo energético, según una encuesta

288

Un 71% de los consumidores han tomado medidas para reducir su consumo de energía en el hogar. Es uno de los datos que se desprende del Consumer Conditions Scoreboard 2023, una encuesta elaborada por la Comisión Europea, que muestra los hábitos de consumo en los Estados miembros de la UE, así como en Islandia y Noruega.

Los resultados de la encuesta se debatirán hoy, 28 de marzo, entre los participantes en la Cumbre anual de consumidores de la CE, organizada por el comisionado Reynders. Más de 400 participantes, incluidos los ministros de la UE de los Estados miembros de la actual y próxima presidencia del Consejo (Suecia, España, Bélgica y Hungría), debatirán sobre la protección de los consumidores durante las crisis, los logros de la Nueva Agenda del Consumidor y el futuro de la política del consumidor de la UE, incluida la forma de abordar mejor los desafíos digitales.

Cambio de hábitos energéticos

En respuesta a las subidas de precios de la energía, más de la mitad de los consumidores señalaron en la encuesta que han cambiado sus hábitos, ya sea para ahorrar energía en el hogar (71%), mediante el uso de subsidios públicos para medidas de eficiencia energética y/o cambiando su uso del transporte (28%). El 48% de los encuestados también expresó su preocupación por su capacidad para pagar sus facturas, incluidas las hipotecas y el transporte al trabajo.

Por otro lado, la gran mayoría de los consumidores creen que personalmente deberían hacer más para contribuir a la transición verde y abordar el cambio climático. No obstante, el 43% de los encuestados declaró que no estuvieron influenciados en absoluto por las preocupaciones ambientales en sus decisiones de compra.

Medidas aprobadas en materia energética

El Consumer Conditions Scoreboard es un ejercicio de información bienal para monitorear la opinión del consumidor en toda la UE, así como en Islandia y Noruega. Los datos para el informe de este año se recopilaron a través de encuestas realizadas en octubre y noviembre de 2022 sobre temas de actualidad, incluidos los hábitos de consumo durante las crisis, así como sobre las transiciones verde y digital.

Para hacer frente a los altos precios de la energía y mitigar su impacto en los consumidores, la Comisión Europea realizó varias propuestas y los Estados miembros acordaron una amplia gama de medidas de emergencia. La caja de herramientas se actualizó en la primavera de 2022, cuando la Comisión también presentó el Plan REPowerEU, para que la UE recuperase su independencia energética y se deshiciera de las importaciones rusas de combustibles fósiles lo antes posible.

Además, a lo largo de 2022 ha introducido medidas sobre el almacenamiento de gas, la reducción coordinada de la demanda de gas, un mecanismo de corrección del mercado del gas y una intervención de emergencia para hacer frente a los altos precios de la energía mediante la reducción de la demanda de electricidad y la redistribución de los beneficios inesperados del sector energético a los consumidores, entre otros. Recientemente, el 14 de marzo, la Comisión Europea propuso reformar el diseño del mercado eléctrico de la UE.