El acuerdo provisional de la UE fija un 49% de cuota de energías renovables en los edificios en 2030

478

En el marco de la revisión de la Directiva sobre energías renovables (RED), el Parlamento Europeo y el Consejo Europeo han alcanzado un acuerdo provisional para establecer un objetivo indicativo de al menos un 49% de cuota de energías renovables en los edificios en 2030. El acuerdo reafirma la determinación de la UE de lograr su independencia energética a través de un despliegue más rápido de energías renovables locales y de cumplir el objetivo de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero del 55% de la UE para 2030.

La propuesta de revisión de la Directiva sobre energías renovables, junto con otras propuestas, aborda los aspectos energéticos de la transición climática de la UE en el marco del paquete ‘Fit for 55’ para cumplir con los objetivos del Pacto Verde Europeo y del plan RePowerEU.

Aumentar la cuota de energías renovables

El acuerdo establece el objetivo de aumentar la cuota de energías renovables en el consumo total de energía de la UE al 42,5% para 2030 (por encima del objetivo actual del 32%) y con un complemento indicativo adicional del 2,5% que permitiría llegar al 45%. Cada Estado miembro contribuirá a este objetivo común.

El plazo máximo para que las autoridades nacionales aprueben nuevas instalaciones de energías renovables será de 12 meses, si se encuentran en las denominadas ‘zonas de referencia de energías renovables’. Fuera de dichas áreas, el proceso no debe exceder los 24 meses.

Edificios, calefacción y refrigeración urbanas

La Directiva revisada refuerza los objetivos anuales de energías renovables para el sector de la calefacción y la refrigeración y para la energía renovable utilizada en los sistemas de calefacción urbana.

Asimismo, introduce un valor de referencia específico de energía renovable del 49% para el consumo de energía en los edificios para 2030 para complementar la legislación sobre edificios de la UE y guiar los esfuerzos de los Estados miembros.

Industria, transporte y bioenergía

La industria se incluye por primera vez en la Directiva de energías renovables. El acuerdo establece objetivos indicativos (1,6% de incremento anual en el uso de energías renovables) así como un objetivo vinculante para alcanzar el 42% de hidrógeno renovable en el consumo total de hidrógeno en la industria para 2030.

También se refuerza el marco regulatorio para el uso de energías renovables en transporte (14,5% de reducción de la intensidad de los gases de efecto invernadero o 29% de participación de las energías renovables en el consumo de energía final), incluido un subobjetivo combinado del 5,5% para biocombustibles avanzados y combustibles renovables de origen no biológico, incluido un nivel mínimo del 1% para combustibles renovables de origen no biológico.

Por otro lado, contiene disposiciones para apoyar la integración del sistema energético a través de la electrificación y la captación de calor residual, así como un sistema mejorado de garantías de origen para mejorar la información de los consumidores.

Por último, se refuerzan los criterios de sostenibilidad de la bioenergía, en línea con la mayor ambición climática y de biodiversidad del Pacto Verde Europeo. En el futuro, estos criterios se aplicarán a las instalaciones más pequeñas (igual o superior a 7,5 MW) en lugar del umbral de 20 MW de la directiva actual. El acuerdo incluye disposiciones para garantizar que la biomasa forestal no se obtenga de ciertas áreas con una importancia particular desde la perspectiva de la biodiversidad y las reservas de carbono.