Gobierno y CCAA consideran la rehabilitación de vivienda como una oportunidad

295

Representantes del Gobierno de España y de las comunidades de Euskadi, Castilla y León, Asturias y Navarra, reunidos en el foro «Biziberri» que se celebra en Pamplona, han destacado la necesidad de la rehabilitación de viviendas como una «oportunidad», en un contexto de importantes ayudas europeas a estas actuaciones a través de los fondos Next Generation.

EL GOBIERNO DE ESPAÑA VE «UNA ENORME OPORTUNIDAD»

El subdirector general de Suelo, Información y Evaluación del Mitma, Miguel Baiget, ha declarado en este foro que la rehabilitación es una «enorme oportunidad» debido a la «ingente» cantidad de dinero que destina el Plan de Recuperación europeo a esta materia.

«Tenemos un reto, unos compromisos marcados con Europa», ha dicho Baiget, quien ha señalado que este «salto de escala» en rehabilitación necesita poner en marcha diferentes instrumentos, como los programas de ayudas a las comunidades autónomas (1.389 euros transferidos en 2022) o deducciones del IRPF.

También la línea de avales de 1.100 millones de euros que se ha habilitado para la parte no cubierta por las ayudas, y una mejora del marco normativo, sobre todo de apoyo a comunidades de propietarios en la toma de decisiones.

El jefe del Departamento Doméstico y de Edificios del IDAE, Fernando García Mozos, ha destacado que «es el momento, hay fondos por todos los sitios» y «tenemos que aprovechar la ocasión».

Tras lamentar que en algunas zonas de España hay «problemas tremendos» para encontrar profesionales cualificados para ejecutar este volumen de obra, ha subrayado que Navarra es «la comunidad autónoma con mayor proyección, donde se reúnen las mejores condiciones para estas políticas de rehabilitación energética».

LA REHABILITACIÓN EN EUSKADI, ASTURIAS, CASTILLA Y LEÓN, Y NAVARRA

El director de Planificación y procesos Operativos de Vivienda del Gobierno Vasco, Mario José Yoldi, ha indicado a EFE que están llegando «unos fondos Next absolutamente extraordinarios», con unos plazos muy breves de ejecución, por lo que «estamos intentando aprovechar la oportunidad de combinar los esfuerzos públicos, que en nuestro caso son muy importantes, con esas ayudas europeas».

El reto a partir de 2026, ha apuntado, es haber sido capaces de crear estructuras propias de financiación de la rehabilitación, porque «seguiremos teniendo las mismas necesidades».

Por su parte, el director general de Vivienda del Principado de Asturias, Fermín Bravo, ha comentado que la «gran diferencia» de su comunidad es que «apostamos mucho por la rehabilitación integral de barrios y por actuaciones integrales de edificios; no estamos ahora mismo apostando por el cambio de ventana de particular o por el cambio de caldera».

La rehabilitación, ha subrayado, «nos está generando mucha actividad, mucho negocio, nuestras empresas están saliendo fuera de Asturias y fuera de España a hacer actividad de negocio y estamos muy contentos por todo lo que se está desarrollando».

En ese sentido, la directora general de Vivienda de la Junta de Castilla y León, María Pardo, ha explicado a EFE que en esta comunidad se empezó la rehabilitación con los conjuntos históricos «y hemos evolucionado cualitativa y cuantitativamente. Hemos pasado de esos proyectos centrados en la conservación a una rehabilitación, que es la que ha venido ahora, centrada más en la eficiencia energética».

Tras resaltar que en Castilla y León se han rehabilitado ya más de 25.000 viviendas, con una inversión total de unos 330 millones de euros, Pardo ha defendido la cultura de la rehabilitación centrada en la eficiencia energética, «que lo que ahora mismo más demanda la ciudadanía, por el pago de la factura y también por razones medioambientales».

El consejero de Ordenación del Territorio, Vivienda, Paisaje y Proyectos estratégicos del Gobierno de Navarra, José María Aierdi, ha declarado a EFE que la apuesta en la Comunidad Foral «es claramente por la regeneración de nuestros barrios, pueblos y ciudades».

Navarra, ha apuntado, tiene «mucho que aportar» en dos planos, el primero de ellos «el esfuerzo que se hace desde el Gobierno de Navarra en el apoyo complementario a los fondos Next Generation, que son los que nos permiten disfrutar de unas ayudas que tengan una buena respuesta de las comunidades de vecinos», y el segundo «el proceso que venimos implementando desde hace mucho tiempo de participación social».

OTROS PUNTOS DE VISTA SOBRE LA REHABILITACIÓN

Ha participado asimismo en este foro el gerente del Institut Municipal d’Urbanisme de Barcelona, David Martínez, quien ha apostado por «aprovechar al máximo» los fondos europeos junto a los de origen municipal, que se canalizan a través de tres líneas: las campañas generales de subvención, la actuación en 23 barrios vulnerables y la regeneración urbana con actuaciones llave en mano.

La mayor parte de las rehabilitaciones en Barcelona, ha asegurado a EFE, «están orientadas a maximizar la eficiencia energética y, en el caso de que haya otro tipo de deficiencias, éstas pasan a primer plano, pero siempre inevitablemente está la cuestión de la eficiencia energética presente».

También Dinis Rodríguez, del Banco Europeo de Inversiones, ha considerado en declaraciones a EFE que éste «es un momento importante», ya que, «con el aumento de los costes de energía, esta es también una oportunidad para hacer un cambio en las condiciones de habitabilidad para poder dar a las comunidades de vecinos un mejor confort térmico y ayudarles a reducir los costes de la energía».

Manuela Navarro, propietaria y vecina del poblado madrileño de Orcasitas, ha ofrecido en este foro una visión a pie de calle y ha subrayado a EFE que «la rehabilitación de vivienda a nivel energético, aparte de que es absolutamente necesario, es salud, es calidad de vida y desde luego es una mejora en todos los aspectos».

«Creo que toda la ciudadanía tiene derecho a tener una vivienda digna energéticamente y por supuesto además apoyamos al medio ambiente», ha indicado Navarro, quien ha opinado que éste «es un nuevo derecho en el que deberían implicarse todas las administraciones para conseguir que todas las viviendas sean así, porque la diferencia es abismal» para los vecinos.