Nedgia trabaja en la generación y distribución de gas renovable, clave para descarbonizar el sector energético

185

Según la Comisión Europea, España es el tercer país con más potencial de biometano, si bien aún queda un largo recorrido para explotarlo en su totalidad. Ahora mismo existen 250 proyectos en estudio para la generación de gas renovable y la previsión es que, en 2050, todo el gas que circule por las ciudades sea verde.

Economía circular e independencia energética

El origen principal del gas renovable o biometano es el biogás, que se genera a través de los procesos de degradación de la materia orgánica, como los residuos urbanos, agrícolas o ganaderos. Una vez tratado en un proceso denominado upgrading, se hace compatible con el gas natural.

De esta manera, se fomenta una economía circular libre de emisiones de CO2. Además, al ser una energía producida a nivel local, sustituye a la que se importa, por lo que se reduce la dependencia energética del exterior.

Suministro energético continuo

Nedgia también destaca que la infraestructura gasista de España adquiere un papel fundamental en la mejora de las ciudades. Diseñar un municipio sostenible y seguro energéticamente es una necesidad. En este sentido, hay que tener en cuenta que la infraestructura gasista es capaz de resistir a fenómenos atmosféricos extremos cada vez más habituales. Este aspecto es fundamental para garantizar un suministro energético continuo que no se interponga en el funcionamiento diario de las empresas y equipamientos municipales, así como de las viviendas de los ciudadanos.

El gas es una energía altamente versátil: puede incorporarse en sistemas de climatización con el uso de calentadores, calderas o incluso tenerlo en cuenta para soluciones de aerotermia. En la actualidad ya se está inyectando gas renovable a través de la red de gas natural, y en el futuro también se podrá utilizar para suministrar hidrógeno verde.