El ARRU concede casi 1,3 millones en ayudas para la rehabilitación y la renovación de edificios y viviendas

276

El Ayuntamiento de Huesca ha otorgado definitivamente 24 subvenciones para la rehabilitación y 8 para la renovación de edificios y viviendas en el marco de las ayudas del Área de Regeneración y Renovación Urbana (ARRU) de Huesca por un importe total de 1.291.291 euros.

Una vez que el Ayuntamiento ha recibido las resoluciones definitivas del Gobierno de Aragón, ha procedido a otorgar dichas ayudas, que ascienden a 481.291 euros en el caso de las subvenciones para la rehabilitación y 810.000 euros para la renovación, financiados por el Ayuntamiento de Huesca, el Gobierno de Aragón y el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

La concejala de Urbanismo, María Rodrigo, considera que este programa, que este año se ha abierto a nuevas zonas de la ciudad superando la delimitación del casco antiguo, es fundamental porque permite, por un lado, ayudar a los propietarios a rehabilitar sus viviendas y, por otro, mantiene activo el sector de la construcción en Huesca”.

NUEVA CONVOCATORIA

Por otro lado, continúa abierto el plazo de solicitud de la convocatoria 2022-2023 para la concesión de ayudas ARRU, que serán atendidas por riguroso orden de presentación hasta que se agoten los fondos o hasta el 31 de diciembre. Cuenta con más de medio millón de euros y está previsto que beneficie a más de 120 actuaciones.

Rodrigo destaca que “gracias a la buena gestión realizada por el Ayuntamiento de Huesca, el Gobierno de Aragón y el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana nos ha autorizado a implementar esta cantidad económica para asumir una nueva convocatoria de subvenciones”.

Se podrán solicitar ayudas para la mejora de la eficiencia energética y la sostenibilidad de viviendas y edificios, para actuaciones de conservación y para actuaciones de mejora de la accesibilidad, entre otras. Para este 2022 se destinarán cerca de 130.000 euros y los más de 386.700 euros restantes se invertirán en el año 2023. La aportación por parte de las administraciones es de un 40% del coste de las obras.

El objetivo de estas ayudas es potenciar el uscano residencial en el Casco Histórico (delimitado por los Cosos y la ronda de Montearagón) de la capital oscense, pero también en diferentes calles de los barrios de San Lorenzo y Santo Domingo y de la zona de Barrio Nuevo; actuando contra el envejecimiento de las edificaciones y asegurando la diversidad social y el realojamiento de la población residente. Además, promueven la accesibilidad y mejoran la eficiencia energética.