Nueva campaña para impulsar la rehabilitación energética de viviendas y edificios en el País Vasc

218

El Gobierno Vasco ha iniciado una campaña para animar a la ciudadanía a solicitar las subvenciones para la rehabilitación energética de viviendas y edificios a través de los fondos Next Generation EU y el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR). Las ayudas, con un presupuesto inicial de 39,1 millones de euros y el compromiso de otros 47,2 millones para los próximos meses, ya se pueden solicitar en 16 oficinas de Visesa y las Sociedades Urbanísticas de Rehabilitación de Euskadi (SUR).

La orden del Gobierno Vasco que regula las ayudas de los fondos Next Generation EU se centra en tres líneas distintas, todas ellas dirigidas a apoyar reformas iniciadas después del 1 de febrero de 2020 y que serán atendidas por orden de presentación y hasta que se agoten los fondos. En todos los casos, deberán ser ejecutadas antes del 30 de junio de 2026.

Mejora de la eficiencia energética de edificios de viviendas

La primera línea de ayudas se centra en obras que acrediten una mejora en la eficiencia energética en elementos comunes de edificios de viviendas, viviendas bifamiliares o adosadas y unifamiliares, tanto en ámbitos urbanos como rurales.

Se apuesta por apoyar la envolvente edificatoria y por utilizar un diseño y técnicas de construcción circulares, desde la capacidad de adaptación hasta la reutilización y el reciclaje. Para solicitar las ayudas, en los edificios al menos el 50% de su superficie tendrá que ser de uso residencial, será necesario contar con el acuerdo de la comunidad de personas propietarias y que el inmueble tenga una antigüedad superior al año 2000, así como haber realizado una inspección técnica del edificio previamente. El programa excluye los edificios deshabitados, en ruina o demolidos parcialmente.

La mejora de la eficiencia energética tendrá que llegar a través de una reducción como mínimo del 30% en el indicador de consumo de energía primaria no renovable e incluir una reducción de la demanda de calefacción y refrigeración del edificio o la vivienda unifamiliar del 35% en zonas climáticas D y E y de un 25% en zonas C. Se incrementarán las cuantías máximas hasta 1.000 euros por vivienda o 12.000 por edificio en los casos en los que sea preciso retirar elementos con amianto. Todas las actuaciones tendrán 26 meses para ser ejecutadas desde la concesión de la subvención, siempre con el 30 de junio de 2026 como fecha tope.

En este programa concreto, se activan ayudas específicas a personas y unidades convivenciales en situación de vulnerabilidad económica cuya comunidad decida abordar una rehabilitación energética. En este colectivo se incluye, por un lado, a personas mayores de 65 años y con discapacidad por movilidad reducida o sensorial que formen parte de unidades convivenciales que no excedan de 25.000 euros anuales ponderados y, por otro, a las familias con ingresos anuales ponderados de no más de 12.000 euros.

Las cuantías máximas de ayuda dependen del grado de vulnerabilidad, que se establece en función del nivel de rentas y del número de miembros de la unidad convivencial y del ahorro energético obtenido.

Mejora de la eficiencia energética de viviendas

La segunda línea de subvenciones se destina a las obras de mejora de la eficiencia energética en elementos privativos, tanto viviendas como locales con uso de vivienda que sean domicilio habitual y permanente (se incluyen las desocupadas por cuestiones laborales o de salud), que reduzcan la demanda energética anual de calefacción y refrigeración al menos un 7% y el consumo de energía primaria no renovable de al menos un 30%. Además, se subvencionarán actuaciones de cambio de elementos constructivos de la envolvente térmica.

El apoyo se realizará a reformas de un coste de al menos 1.000 euros por vivienda y la cuantía subvencionada será del 40% del total, con un límite de 3.000 euros. El plazo para ejecutar las obras no puede exceder los 12 meses desde la concesión de la ayuda.

Elaboración o adaptación de la documentación técnica 

El último programa de subvenciones está dirigido a la creación del Libro del Edificio Existente para la rehabilitación así como al desarrollo de los proyectos técnicos de rehabilitación integral para realizar reformas energéticas significativas y de alta calidad. Dentro de dicho libro se incorporará un plan de actuaciones para la mejora del edificio con medidas para ahorrar el consumo de energía primaria no renovable superior al 30%.

Las subvenciones oscilarán entre los 700 (más 60 euros por vivienda) y los 1.100 euros (más 40 euros por vivienda), con incrementos del 50% si no se cuenta con la ITE, para los Libros del Edificio Existente y entre los 4.000 (más 700 euros por vivienda) y 12.000 euros (más 300 euros por vivienda) en el caso de los proyectos técnicos de rehabilitación integral.

En todos los programas, se incluye la posibilidad de incorporar los honorarios de profesionales como la dirección de obra, la redacción de proyectos, etc., y se excluyen las licencias, tasas, impuestos o tributos, así como la adquisición de suelo o de partes de edificios.