El Gobierno aprueba transferir 1.900 millones a las comunidades autónomas para rehabilitación y alquiler social

416

El Gobierno ha acordado este martes traspasar a las comunidades autónomas y Ceuta y Melilla una partida cercana a los 1.900 millones de euros para financiar actuaciones de rehabilitación residencial y construcción de viviendas de alquiler social en edificios eficientes. El objetivo es reducir el consumo energético hasta un 30 %, con medidas como el cambio de ventanas o de la calefacción para apostar por energías renovables.

«Inyecta una oportunidad única de desarrollo económico y de creación de empleo y, al mismo tiempo, aligerar la factura de los ciudadanos, que están sufriendo una espiral inflacionista sin precedentes«, ha señalado la ministra de Transportes y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, durante la comparecencia posterior al Consejo de Ministros. Entre sus estimaciones, prevén la creación de 180.000 puestos de trabajo, especialmente para autónomos y pymes, «que son los que se dedican a hacer este tipo de actuaciones«, ha recalcado Sánchez.

Las ayudas, que proceden de los fondos europeos, se basan en el reparto acordado en la conferencia sectorial de Vivienda del pasado 29 de junio. Según ha avanzado la ministra, en las próximas semanas se convocará un nuevo encuentro para «abordar esta transferencia e ir consolidando a cada una de las comunidades«.

En concreto, son 1.389 millones de fondos europeos para financiar la rehabilitación residencial, a los que se añaden 500 millones para ofrecer viviendas en alquiler social en edificios energéticamente eficientes.

Un total de 3.540 millones en ayudas

Este calendario es el pactado entre el Gobierno y la Comisión Europea, que establece un reparto progresivo y flexible para permitir la ejecución de los fondos, que corresponde a las comunidades autónomas. Así, estos 1.900 millones de euros se añaden al resto de transferencias realizadas anteriormente a las comunidades y ayuntamientos y que suponen, en total, unos 3.540 millones de euros.

«Suponen la puesta en marcha del 85,5 % de los recursos previstos en materia de rehabilitación y del 100 % para la construcción de vivienda en alquiler social«, ha subrayado la ministra. Así, únicamente quedarán pendientes de autorizar 430 millones más de ayudas a la rehabilitación de viviendas para el 2023.

Actualmente, y según los datos del Censo de Población y Viviendas de 2011, el parque de viviendas de España tiene unos 45 años de media, y la mayoría de edificios se remonta a cuando aún no había entrado en vigor la normativa que obligaba a los constructores a cumplir unos mínimos de eficiencia. Esto implica que la calificación energética más común entre las viviendas españolas es la E, una de las más contaminantes en una escala de la A a la G, siendo A la más sostenible y G la que menos.

«El alcance de este programa de ayudas es mayúsculo (…) son medidas que van a favorecer el bienestar y el ahorro de los propietarios y los inquilinos, pero también van a beneficiar al conjunto del país«, ha concluido.

Andalucía, la comunidad que recibirá una partida mayor

Por comunidades autónomas, Andalucía es la región que recibirá una mayor cantidad: 241,269 millones de euros para rehabilitación y 86,85 millones de euros para la construcción de viviendas en alquiler social. Le sigue Cataluña, con una asignación de 224,504 millones y de 80,815 millones, respectivamente; en tanto que el Mitma transferirá a Madrid 194,557 millones de euros para la rehabilitación de los entornos residenciales y 70,035 millones de euros para la edificación de vivienda para alquiler social.

Por su parte, la Comunidad Valenciana contará con unos fondos de 150,303 millones de euros para rehabilitación y de 54,105 millones de euros para el alquiler social. Mientras que en Galicia, el reparto queda distribuido en 81,187 millones de euros para el primer fin y 29,225 millones de euros para el segundo.

En Castilla y León, el reparto será de 75,575 millones y de 27,205 millones de euros, mientras que Castilla-La Mancha contará con una partida de 58,504 millones de euros y de 21,060 millones. Le seguirá el País Vasco, con 67,477 millones de euros y 24,29 millones de euros, respectivamente; y, muy cerca, Canarias, donde se transferirán cerca de 63,769 millones y 22,955 millones. Asimismo, a Murcia le corresponden 40,822 millones para la rehabilitación y una partida de 14,695 millones de euros para el alquiler social

En Aragón, esa distribución será de 40,239 millones de euros y 14,485 millones euros, respectivamente; mientras que Baleares tendrá una partida de 34,183 millones de euros y 12,305 millones euros. Para la rehabilitación de edificios, Asturias recibirá 33,738 millones de euros y un monto de 12,145 millones de euros para viviendas de alquiler social. Y para Extremadura, la Conferencia Sectorial estableció un monto de 32,016 millones y de 11,525 millones, respectivamente.

Asimismo, Navarra recibirá 19,168 millones de euros para la rehabilitación y 6,900 millones para el alquiler y Cantabria tendrá una partida de 18,001 millones para rehabilitación y de 6,480 millones para la construcción de edificios de alquiler social. La Rioja, por su parte, contará con 9,695 millones para rehabilitación y unos 3,49 para la construcción de viviendas destinadas al alquiler social.

Por último, Ceuta tiene asignado un presupuesto de 2,027 millones de euros para rehabilitación y 730.000 euros para la vivienda de alquiler social, en tanto que Melilla recibirá 1,958 millones de euros para recuperación de edificios y 705.000 euros para el alquiler social.