La Región de Murcia creará una red de oficinas para gestionar las ayudas a la rehabilitación de viviendas

120

Con una financiación de un millón de euros, la Región de Murcia creará una red de oficinas para ayudar a los ciudadanos a presentar sus solicitudes de subvención en las distintas líneas abiertas para el diagnóstico energético de los hogares y su rehabilitación, dirigidas a mejorar la eficiencia energética. Para ello, se habilitarán dos puntos de información en los colegios oficiales de Arquitectos y de Aparejadores que asesorarán durante todo el proceso para agilizar la tramitación.

El consejero de Fomento e Infraestructuras, José Ramón Díez de Revenga, y los decanos de los colegios oficiales de Arquitectos y de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de la Edificación de la Región de Murcia, María José Peñalver y Antonio Luis Mármol, respectivamente, han presentado los puntos de información que se instalarán próximamente en ambos colegios.

A las oficinas de los colegios de Arquitectos y Aparejadores se sumarán las que habiliten los ayuntamientos, como el de Fuente Álamo y Molina de Segura, y todos aquellos que lo soliciten a la Administración regional, e igualmente puedan informar a los vecinos de las ayudas que se puedan beneficiar y por la que recibirán una inversión.

Información sobre las ayudas de rehabilitación

En estos puntos de información se darán a conocer los requisitos y condiciones para solicitar las cuatro líneas de ayudas enmarcadas en la ‘revolución verde’ del sector de la edificación que impulsa la Unión Europea, contempladas en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), financiado por la Unión Europea-Next Generation EU.

En concreto, se informará sobre las dos líneas ayudas de rehabilitación y mejora de la eficiencia energética de viviendas y edificios, dotadas con 9,8 millones de euros; las subvenciones para realizar el diagnóstico energético del hogar, dotadas con otros 3 millones de euros; y las ayudas para rehabilitar viviendas ubicadas en los cascos urbanos de los municipios, con 14 millones de euros.

Por un lado, están las subvenciones para actuar en la envolvente de los edificios que van desde los 6.300 a los 18.800 euros por vivienda, dependiendo del ahorro energético conseguido, y cuyo mínimo será de un 30%. Los colectivos vulnerables podrán conseguir subvenciones de hasta 26.750 euros.

Por otro lado, están las ayudas para sustituir elementos de carpintería, equipos de calefacción, refrigeración, iluminación, domótica e instalación de energía fotovoltaica con el fin de reducir la demanda energética global de calefacción o refrigeración, o el consumo de energía no renovable. La cuantía irá desde los 400 a los 3.000 euros por vivienda, y dependerá de la inversión que se realice, que oscilará entre 1.000 y 7.500 euros.

También se informará de las ayudas para evaluar el diagnóstico energético de las viviendas antes de acometer actuaciones y la posterior redacción del proyecto de rehabilitación para lograr la mayor eficiencia energética. Y por último, informarán de las ayudas de rehabilitación para viviendas ubicadas en cascos urbanos de los municipios, que oscilarán entre los 8.100 a los 21.400 euros por vivienda.