Nuevas bombas de calor de aerotermia de Baxi para viviendas existentes y edificios de nueva construcción

224

Platinum BC Plus Monobloc 2 R32, es la nueva gama de bombas de calor de aerotermia que acaba de lanzar Baxi, con una máxima eficiencia y confort, e ideada para facilitar su instalación, tanto en viviendas existentes como en edificios de nueva construcción

Son equipos equipados con la última tecnología inverter, que ajusta la potencia a las necesidades del momento, lo que la convierte en una de las opciones más eficientes y más sostenibles con el medio ambiente, además de ser más silenciosa y presentar menores dimensiones.

El lanzamiento se produce en un momento en el que el mercado de las bombas de calor de aerotermia sigue en crecimiento consolidado. El nuevo modelo integra potencias de 4 a 16 kW, con elevados rendimientos que alcanzan COPs de hasta 5,2, garantizando una alta eficiencia incluso con temperaturas exteriores bajas.

 

Perfecta para la sustitución de calderas

Como su nombre indica, la Platinum BC Plus Monobloc 2 solo cuenta con la unidad exterior, es decir, no tiene unidad interior, por lo que no necesita una conexión frigorífica. El desarrollo de este nuevo equipo se ha basado en facilitar su instalación tanto en edificios nuevos como en edificios existentes, donde, por ejemplo, se preveía hacer la sustitución de una caldera por una aerotermia.

Este nuevo equipo se adapta a instalaciones de calefacción existentes, ya que alcanza temperaturas elevadas, de hasta 65ºC, lo que hace que pueda funcionar a la perfección con radiadores y suelo radiante. Además, puede producir ACS a alta temperatura para que en ningún momento haya problemas de confort en el hogar. Y, como valor añadido, dado que la máquina es capaz de generar frío y calor, también es posible ofrecer aire acondicionado con la integración de un fancoil en la instalación.

Asimismo, se ha trabajado en reducir su nivel sonoro al mínimo posible para que su instalación no cause problemas de ruido a los propios usuarios. De hecho, se ha conseguido que la presión sonora a cinco metros de distancia no supere los 40 dBA.