Saint-Gobain Glass trabaja en la reducción de la huella de carbono de sus productos

124

El Grupo Saint-Gobain ha conseguido producir vidrio plano con cero huella de carbono. Este avance tecnológico ha sido posible en su fábrica de Aniche, en Francia, gracias a mejoras tecnológicas implementadas en el proceso productivo que ha permitido obtener un producto de calidad óptima. En España, Saint-Gobain Glass ya está trabajando en la reducción de la huella de carbono de sus productos para ofrecer nuevas soluciones con un enfoque más global de sostenibilidad.

El proyecto del Grupo Saint-Gobain ha conseguido maximizar la circularidad del vidrio. Esto significa que en la fabricación se ha utilizado la máxima cantidad de vidrio reciclado recogido al final de su vida útil, es decir, proveniente de reformas de viviendas o de demolición de fachadas, y de las propias mermas productivas, movilizando para ello a su amplia red de partners profesionales.

El equipo industrial de Aniche junto con el de I+D han trabajado estrechamente para realizar los ajustes técnicos en el horno que, con las innovaciones incorporadas en la fabricación, permitieran lograr una correcta calidad óptica del vidrio.

Esta producción piloto ha demostrado la capacidad de innovación del Grupo Saint-Gobain para ofrecer a sus clientes productos más sostenibles, con menor impacto ambiental, a través de la cadena de valor.

Vidrio neutro en carbono

En España Saint-Gobain Glass, la actividad de vidrio plano para construcción, ya está trabajando en la reducción de la huella de carbono de sus productos. El objetivo es poder ofrecer en los próximos meses nuevas soluciones, tanto para viviendas como para el mercado no residencial, con un enfoque más sostenible. Se trata de un proyecto que forma parte de su propósito ‘Making the world a better home’ que da continuidad al camino ya recorrido con su marca más notoria, tal y como refleja su manifiesto ‘Climalit, compromiso sostenible‘, así como sus pilares y avales de sostenibilidad.

Una producción de vidrio neutra en carbono representa un hito tecnológico y es reflejo del firme compromiso del Grupo Saint-Gobain con el planeta y consecuentemente con el objetivo de alcanzar la neutralidad en carbono para el año 2050.