Bosch España pone el foco en la electromovilidad y el hidrógeno verde

136

Bosch España convocó a los medios de comunicación el pasado día 26 de mayo en Madrid para anunciar unos resultados en nuestro país de 2.280 millones de euros en ventas durante 2021, un 3% más que el año anterior “a pesar de la difícil coyuntura por la escasez de algunas materias primas, los problemas logísticos y la subida de la energía y de los precios”, en palabras de Javier González Pareja, presidente del Grupo Bosch para España y Portugal.

Antes de desgranar los principales números de su empresa, González Pareja afirmó que si bien “2022 no será tan positivo como esperábamos inicialmente, la guerra de Ucrania acabará por acelerar la transición energética y el cambio tecnológico que hará posible la descarbonización de la sociedad”.

El responsable destacó asimismo el papel esencial de la electrificación en todas las áreas y especialmente del hidrógeno verde, negocio en el que el Grupo Bosch pretende liderar el mercado de equipos y componentes, tanto para su producción (electrolizadores) como para su uso y aplicación en todos los sectores, incluida la climatización y calefacción o la automoción.

Sobre la evolución de su empresa en esta última área (Mobility Solutions), el presidente del grupo informó que las ventas se mantuvieron muy próximas al nivel alcanzado en 2020, a pesar de que el volumen de la producción de vehículos en España se contrajo en un 7,5%.

En un ejercicio difícil debido a los problemas de suministros, pudimos incrementar nuestra cuota de mercado gracias a productos de última generación, como los sistemas de asistencia a la conducción (ADAS), los sistemas electrónicos de información y para vehículos electrificados, los componentes para bicicletas y motos eléctricas. Estos crecimientos —afirmó— compensaron la caída en ventas de los productos relacionados con las tecnologías tradicionales de propulsión: diésel y gasolina”, dijo.

Descarbonización, electrificación e hidrógeno

En la transición hacia una movilidad alternativa, Bosch se ve a sí misma como elproveedor número uno en sistemas de propulsión eléctrica para la carretera. Para la movilidad eléctrica basada en pilas de combustible, Bosch comenzará este año la producción de sistemas de propulsión de este tipo para camiones.

Su objetivo es producir en la localización de Bamberg, Alemania, módulos con una potencia de gigavatios, a más tardar a mediados de la década, y que, para 2030, operar un camión de pila de combustible no sea más costoso que uno diésel.

Bosch ha vuelto a aumentar sus inversiones en pilas de combustible móviles, hasta alcanzar los casi mil millones de euros entre 2021 y 2024.

González Pareja enfatizó durante su intervención que la política industrial “debería preparar a todos los sectores económicos para el uso del hidrógeno, ya que tanto las soluciones basadas en este como en las eléctricas son necesarias para una vida sostenible”.

Javier González Pareja: “Debido a las circunstancias geopolíticas, el año 2022 no será tan positivo como esperábamos inicialmente”.

Por otro lado, las inversiones realizadas por la compañía en medidas para reducir sus emisiones de CO2 fueron próximas a los tres millones de euros en todas sus localizaciones en la península ibérica, destacando las realizadas en proyectos fotovoltaicos y de mejora de la eficiencia de sus instalaciones productivas.

De esta forma, Bosch ha reducido sus emisiones absolutas de CO2 en la península ibérica en un 14% con respecto a 2020. Además, para los años 2022 y 2023, la empresa mantiene los contratos para todas sus localizaciones españolas y portuguesas con empresas comercializadoras de electricidad procedente exclusivamente de fuentes cien por cien renovables.

Asimismo, el presidente del Grupo Bosch en España y Portugal recordó que su empresa forma parte del proyecto SHYNE (Spanish Hydrogen Network), el mayor consorcio de hidrógeno renovable en España creado en enero de 2022 bajo el liderazgo de Repsol.

Su objetivo es promover proyectos de hidrógeno renovable en todos los ámbitos de la economía española y fomentar una descarbonización rápida y efectiva a través de este vector energético, que se postula como una de las claves de la transición energética.

Energy and Building Technology

El área empresarial Energy and Building Technology también ha podido alcanzar un crecimiento superior a dos dígitos en relación con el año anterior, lo que le ha permitido alcanzar el nivel de ventas anterior a la pandemia.

Dentro del negocio de la seguridad electrónica, la división Building Technologies ha crecido dos dígitos respecto al anterior ejercicio. La principal área de crecimiento ha sido el transporte, específicamente los sistemas de video y la creciente expansión de la megafonía para aeropuertos.

Cabe destacar la fuerte implementación de sistemas de video en el sector energético y en la movilidad, al usar las cámaras como sensores.

Bosch sigue apostando por aquellas tecnologías que ayudan a la descarbonización de la economía, con un enfoque especial en la electrificación y el hidrógeno.

Un ejemplo es la solución Smart City, desarrollada para las zonas de bajas emisiones de los municipios españoles. Además, se han desarrollado nuevos sectores de negocio como la detección de incendios para plantas fotovoltaicas en zonas comerciales y la videoseguridad en autovías de Latinoamérica.

También se ha mejorado la cobertura comercial con la firma de un gran acuerdo de distribución en sistemas de conferencia, lo que le ha permitido a Bosch duplicar su cuota de mercado en este producto.