CSCAE y CGE publican una guía sobre desgravaciones fiscales para la rehabilitación de viviendas

646

El Consejo General de Economistas de España (CGE) y el Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España (CSCAE) han presentado la ‘Guía sobre desgravaciones fiscales para la rehabilitación de viviendas y edificios residenciales‘ a través de los fondos europeos Next Generation, que ha sido realizada conjuntamente por ambas organizaciones. El objetivo es recopilar información completa y actualizada sobre la tributación y las bonificaciones existentes para actuaciones de rehabilitación.

Tras analizar la calidad de los edificios existentes en España a partir de su calificación energética, se observa que más del 81% de los edificios existentes se sitúa en un nivel malo o muy malo, en términos de emisiones, aumentando dicho porcentaje hasta el 84,5% de los edificios en el caso del consumo energético. Además, en España, cerca de 5,5 millones de edificios residenciales y unos 9,7 millones de viviendas principales son anteriores a la entrada en vigor de la primera normativa reguladora de las condiciones térmicas de los edificios en 1980.

El plan específico para edificación del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) cuenta de momento con una partida de 6.820 millones de euros y entre sus principales objetivos se encuentra impulsar la rehabilitación del parque edificado en España. Por ello, ambas organizaciones han animado a particulares y comunidades de vecinos a aprovechar las ayudas y los incentivos fiscales para la rehabilitación de viviendas para el ahorro energético.

Por su parte, los economistas y los arquitectos también han advertido de que estas ayudas públicas están exentas de tributar en el IRPF, y de que en caso de acometer este tipo de reformas sin solicitar la subvención, también pueden deducirse en la declaración de Hacienda el total de la inversión hasta el límite fiscal.

Resumen de la guía

En las primeras páginas, se contextualiza el origen de los nuevos beneficios fiscales para actuaciones de rehabilitación, procedentes del Real Decreto-ley 19/2021 redactado en el marco de los fondos Next Generation; y se realiza una introducción de los principales impuestos que afectan a la actividad, el IVA y el IRPF.

A continuación se exponen los beneficios fiscales regulados en dicho real decreto, que afectan tanto a las actuaciones de rehabilitación como a las ayudas económicas a actuaciones de rehabilitación recogidas en el RD 853/2021 y de las convocatorias de Programas PREE, PREE 5000. Después se abordan los parámetros que han de cumplir las actuaciones de rehabilitación para beneficiarse del tipo reducido de IVA del 10%.

Por último, se desarrollan varios ejemplos que permiten comprender la aplicación de todos estos beneficios y deducciones en torno al estudio de casos prácticos.

Consideraciones fundamentales de la guía

Las principales consideraciones sobre el contenido de la guía pueden resumirse en ocho. Así, los incentivos, tanto para la reducción de demanda de calefacción y refrigeración como para la mejora de consumo en energía primaria no renovable, también pueden aplicarse para las viviendas que se tengan en arrendamiento. También, si se acometen obras por las comunidades de vecinos para mejora energética, cada vecino podrá desgravarse en función de su cuota de participación en la comunidad.

Por otro lado, si se llevan a cabo obras por las comunidades de vecinos para mejora energética, cada vecino podrá desgravarse en función de su cuota de participación en la comunidad. Además, el período impositivo para aplicar el incentivo fiscal en el IRPF es en el que se expide el certificado por el técnico competente y no antes, por lo que si se quiere aplicar en 2022 es obligatorio que se expida el certificado este año.

Asimismo, las subvenciones obtenidas para la ayuda a la rehabilitación concedidas en virtud de los distintos programas no se tienen en cuenta para la aplicación de los beneficios fiscales. Igualmente, una misma obra no puede dar lugar a más de un incentivo fiscal, por lo que si se quieren aplicar varios beneficios fiscales se han de realizar obras diferentes por separado.

Al mismo tiempo, para la aplicación del tipo reducido del IVA para las obras de rehabilitación de edificios es necesario que el objeto principal de las obras sea la construcción de la edificación y que el coste exceda del 25% del precio de adquisición. Por último, también tributan al tipo reducido del 10% las ejecuciones de obras cuando los contratos se formalicen entre el promotor y el contratista directamente cuando se traten de construcciones o rehabilitación de edificios.

 

Se puede consular la guía aquí