Cantabria agota las dos primeras convocatorias de fondos europeos para rehabilitación

345

La Consejería de Empleo y Políticas Sociales ha agotado el crédito transferido por el Gobierno de España a la comunidad autónoma para la gestión de las dos primeras convocatorias de ayudas europeas a la rehabilitación de viviendas.

Se trata de los programas ‘PREE‘ y ‘PREE 5.000‘, a través de los cuales la Dirección General de Vivienda ha concedido 5 millones de euros en ayudas.

Así lo ha dado a conocer este viernes la consejera durante una visita a las obras de rehabilitación del edificio Residencial Bellavista, situado en Laredo. Este inmueble está formado por una comunidad de 47 propietarios que ha recibido una ayuda de 497.815 euros sobre una inversión total de 863.261 euros. Es decir, la Dirección General de Vivienda subvencionará el 57,6% del coste de la obra.

Los trabajos consisten en la renovación de la fachada y la mejora de la eficiencia energética de la envolvente térmica, lo que va a permitir pasar de una calificación energética E a C, reduciendo el consumo anual de 503.928 kilovatio hora al año a 277.649, según el estudio realizado. De este modo, la intervención posibilitará una reducción del 45% del consumo de energía.

«La intervención en el Residencial Bellavista es un excelente ejemplo de las posibilidades que ofrecen los fondos europeos a las comunidades de propietarios, con unas ayudas cuantiosas, que no solo contribuyen a consolidar la fachada del edificio, sino que tienen un efecto notable en la reducción de energía», ha valorado la consejera.

«Todo ello, mejora la habitabilidad y el confort de las viviendas y las revaloriza», ha añadido en la visita, en la que ha estado acompañada por la directora general de Vivienda, Eugenia Gómez; por la alcaldesa de Laredo, Rosario Losa, así como por otros miembros de la Corporación municipal, responsables de la empresa constructora -Murarte- y representantes de la comunidad de propietarios.

Al hilo de esto, Álvarez también ha manifestado que esta actuación es una «muestra clara» de que los fondos europeos tienen un «impacto real y tangible» en la ciudadanía de Cantabria, y ha resaltado la actividad económica que genera la rehabilitación. Y es que las obras del Residencial Bellavista emplean a una veintena de personas de diferentes gremios de la construcción.

Por todo ello, desde la Consejería de Empleo y Políticas Sociales animan a los ciudadanos a conocer las ventajas que ofrecen las ayudas europeas a la rehabilitación y, según ha adelantado la consejera, se abrirán nuevas convocatorias en el mes de marzo.

Durante la visita a la obra, las representantes de los vecinos han agradecido la ayuda del Gobierno, «ya que, de no ser por ella, muchos propietarios habrían tenido que asumir préstamos o créditos financieros para poder afrontarla».

Para trasladar información de primera mano y que los ciudadanos puedan trasladar sus dudas e inquietudes, la Dirección General de Vivienda se ha puesto a disposición de las entidades locales para celebrar sesiones informativas vespertinas. Tras la reunión celebrada en Santander, la gira continuará en San Vicente de la Barquera y Laredo.

60 MILLONES DE EUROS

El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia aprobado por el Gobierno de España y la Comisión Europea prevé una inversión de 4.420 millones de euros en materia de rehabilitación residencial y vivienda social, de los que aproximadamente 60 millones de euros serán gestionados por la comunidad autónoma durante los próximos tres años a través de diferentes convocatorias.

Las ayudas se articularán en torno a seis programas: los cinco primeros vinculados a actuaciones de rehabilitación, y el sexto vinculado a la construcción de vivienda en alquiler social, todos ellos con criterios de eficiencia energética.

Así, habrá ayudas a nivel de barrio, a nivel de edificio y a nivel de vivienda, cada una de ellas con diferentes intensidades de subvención y requisitos, que podrán ser solicitadas por propietarios, comunidades de vecinos, entidades locales y profesionales del sector.

El parque de viviendas de Cantabria, que está formado por 366.000 viviendas, de las cuales el 30% -125.000- se construyeron antes de los años 80, cuando las exigencias de calidad y eficiencia energética eran mucho menores que en la actualidad.