Andalucía destina 27,4 millones a ayudas para rehabilitar 3.100 viviendas en 11 barriadas

422

La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio ha informado en el Consejo de Gobierno de los avances de su programa de Áreas de Rehabilitación y Regeneración Urbana (Arrus), cuyas obras comenzarán a lo largo de este año con la concesión de más de 27 millones de euros en ayudas para la rehabilitación de 3.101 viviendas en once barriadas andaluzas. Residentes de barriadas como Pescadería, en Almería; Santuario, en Córdoba; Santa Adela, en Granada; Carranque, en Málaga, o Parque Alcosa y Pajaritos, en Sevilla, se podrán beneficiar de estas subvenciones, las primeras de estas características que se han puesto en marcha en municipios de más de 50.000 habitantes de Andalucía y en colaboración con los ayuntamientos.

Este programa va dirigido sobre todo a barriadas muy necesitadas, donde se ha invertido poco históricamente y cuyos edificios presentan un grado de conservación muy deficiente. La inversión global asciende a 44,8 millones de euros, de los que un 61,2% es subvencionado por este programa de ayudas, con aportación del Plan Vive en Andalucíade la Consejería de Fomento y el Plan Estatal de Vivienda. Por su parte, los ayuntamientos beneficiarios destinan 15,5 millones, mientras que la aportación de los particulares es de 1,8 millones, si bien algunas de las actuaciones están subvencionadas íntegramente por las administraciones públicas.

El 2 de febrero de 2022 se publicaron en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) las órdenes de convocatoria de cada área, a partir de las cuales se concede un plazo de tres meses para que las comunidades de propietarios y los ayuntamientos presenten las solicitudes de ayuda. La Administración dispone de tres meses para resolver las solicitudes presentadas por los ayuntamientos, que se tramitan en régimen de concurrencia no competitiva, y de seis meses para resolver en el caso de las solicitudes presentadas por las comunidades de propietarios, que se tramitan en régimen de concurrencia competitiva.

La previsión es que los primeros trabajos se desarrollen a lo largo de este año y se calcula que se generarán alrededor de 2.250 puestos de trabajo en el sector de la construcción, lo que supondrá un efecto dinamizador en la economía de la región.

El programa de las Arrus tiene por objeto favorecer la realización conjunta de obras de rehabilitación en edificios y viviendas, incluidas las viviendas unifamiliares, de urbanización o reurbanización de espacios públicos y, en su caso, de edificación de edificios o viviendas en sustitución de edificios o viviendas demolidos, dentro de ámbitos urbanos de actuación previamente delimitados.

 

Propuestas

La ejecución en estas áreas requiere de la delimitación territorial previa de los ámbitos urbanos de actuación por la Consejería de Fomento a solicitud de los ayuntamientos. Estas solicitudes se presentaron en marzo de 2021, de las que resultaron beneficiarias finales once propuestas.

En Almería se actuará en 146 viviendas de El Patio y Estrella Polar, en la zona de Pescadería-Avenida del Mar de la capital con cerca de tres millones de euros, y también en doce bloques plurifamiliares con más de 40 años de antigüedad con 211 viviendas de Ejido Centro, que cuenta con una inversión prevista de 2,4 millones.

En Córdoba se actuará en la barriada de Santuario, con casi cuatro millones para 1.016 viviendas, principalmente para reparación de cubiertas e instalación de ascensores.

En el caso de Cádiz, cumplen los requisitos dos propuestas: la construcción de 27 viviendas de El Pilar de Chiclana de la Frontera en sustitución de otras demolidas por 2,3 millones de euros, y la culminación de la rehabilitación del barrio de La Constancia de Jerez, con 727.500 euros para 48 viviendas, que se suman a una primera fase que incluía actuaciones en 88 viviendas.

En Granada se construirá un nuevo edificio con 122 viviendas protegidas de las fases 2 y 3 de Santa Adela gracias a una inversión de 13,3 millones. Con esta ayuda, se dará continuidad a la renovación del barrio.

Por su parte, la provincia de Málaga es la que contará con más propuestas aceptadas, tres. Se acometerán mejoras en la conservación y la accesibilidad en 163 viviendas de la fase 1 de Carranque, en Málaga capital, por 4,8 millones de euros; 562 viviendas en Las Albarizas de Marbella, con dos millones, y 350 viviendas de Arroyo de la Miel en Benalmádena, con 2,7 millones.

Por último, en Sevilla se actuará en dos puntos de la capital: en 144 viviendas de Nazaret-Los Pajaritos por 4,8 millones de euros, y en 312 viviendas en la Plaza Encina del Rey del Parque Alcosa, por otros 4,8 millones. En el primer caso es para la conservación integral de los bloques y en el segundo para paliar sus problemas estructurales por las propiedades arcillosas del suelo y la instalación de ascensores.

Tras la delimitación de las áreas, durante los pasados meses de septiembre a noviembre se han firmado los correspondientes acuerdos de comisión bilateral entre el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, la Junta de Andalucía y los ayuntamientos correspondientes. También se han suscrito convenios de colaboración como entidad colaboradora con las administraciones locales cuyas convocatorias de subvenciones tienen por finalidad la rehabilitación de viviendas o la rehabilitación de edificios de tipología residencial colectiva.

Su finalidad es asumir la gestión de solicitudes y la entrega y distribución de las subvenciones a las entidades y personas beneficiarias. No han firmado convenio de colaboración los ayuntamientos de Granada, Chiclana y Sevilla -en el caso de la ARRU de Pajaritos-, ya que han asumido la responsabilidad de la ejecución integral del área de regeneración y renovación urbana.

El programa de las Arrus forma parte del vigente plan de vivienda Plan Vive en Andalucía. Financia y abarca un importante abanico de actuaciones. Entre ellas se encuentran aquellas dirigidas a la mejora del estado de conservación de los inmuebles (arreglo de cubiertas, azoteas, fachadas y medianerías); la mejora de la accesibilidad, como la eliminación de barreras arquitectónicas o la instalación de ascensores, y la mejora de la eficiencia energética y sostenibilidad (obras de envolvente térmica en edificios, instalación de sistemas de calefacción o refrigeración o nueva iluminación LED en zonas comunes).