Supresión de licencia de obras y aceleración de las ayudas al autoconsumo, claves en 2021

El sector fotovoltaico y los profesionales implicados en el autoconsumo hacen un balance muy positivo de 2021. Así lo considera UNEF (Unión Española Fotovoltaica) ya que dos de los frenos al autoconsumo energético han empezado a aliviarse gracias al trabajo desarrollado por la entidad con las comunidades autónomas el año pasado. Se trata, en primer lugar, de la supresión de la licencia de obras y, en segundo lugar, de la aceleración de las convocatorias de ayudas al autoconsumo del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Estas ayudas públicas están enmarcadas en los fondos europeos «Next Generation» cuyo retraso o lentitud en su ejecución «podría causar una paralización del sector», añaden desde UNEF.

En este sentido, otro de los anuncios que ha celebrado la entidad es que a finales de diciembre Castilla-La Mancha y Cataluña publicaron en sus respectivos boletines oficiales la convocatoria las ayudas del Plan de Recuperación enmarcados en los fondos europeos al autoconsumo. Con la comunicación de Cataluña, ya son catorce también las Comunidades Autónomas que lo han hecho.

Por el momento, en Extremadura, el Consejo de Gobierno ha dado luz verde al Decreto por el que se regulan estas subvenciones, por lo que próximamente saldrá publicada en el DOE. Por consiguiente, solo quedarían en la Península Ibérica Cantabria y La Rioja para poner en marcha estas convocatorias.

14 comunidades autónomas sin requisito de obras

Por otro lado, con la publicación oficial, el pasado 22 de diciembre, de que La Rioja elimina el requisito de licencia de obras, ya son catorce las Comunidades Autonómas que han sustituido este trámite por una declaración responsable o comunicación al Ayuntamiento.

Así, resalta UNEF, gracias al trabajo realizado por esta asociación para que esta medida se extienda a todo el territorio, solo faltan por adoptar esta importante medida tres comunidades autónomas: Región de Murcia, Cantabria y País Vasco. Además, a mediados de diciembre, Andalucía amplió de 10 kW a 100 kW las instalaciones que no precisan licencia de obras.

Este requisito supone un impacto en el coste de la instalación, puede provocar hasta retrasos de ochos meses en la tramitación del proyecto y desanima a los ciudadanos que quieren apostar por el autoconsumo para reducir su factura eléctrica y contribuir a la lucha contra el cambio climático.

Jose Donoso, director general de UNEF, destaca especialmente estas medidas ya que «la mejora de la agilidad de las tramitaciones es, en este momento más que nunca, clave para que se reactive la actividad de todo el entramado de autónomos y empresas que pueden hacer del autoconsumo una vía más de recuperación económica y generación de empleo en los municipios«, ha señalado .