Bosch apuesta por el hidrógeno verde para la descarbonización del planeta

ANERR Bosch Industrial

En su compromiso con reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, Bosch Comercial e Industrial lleva años investigando el papel de los combustibles alternativos en el proceso de descarbonización del planeta impulsando la electrificación como base de un futuro enfocado en la protección del medio ambiente.

Así, la división apuesta por gases renovables de combustión limpia como el hidrógeno verde como fuente de combustible cero emisiones y por un futuro sostenible donde existirán soluciones híbridas que funcionen con un mix de diferentes fuentes de energía renovable combinadas con hidrógeno.

En este sentido, Bosch quiere acercar la experiencia que ha adquirido en los últimos años informando de las claves de la obtención del Hidrógeno Verde, así como sus usos y beneficios para el sector de la termotecnia.

Para obtener este combustible universal y ligero es fundamental utilizar el agua que conduce la electricidad entre dos electrodos sumergidos. Al someter el agua a la corriente, se produce la disociación el hidrógeno y el oxígeno. Este proceso se llama electrólisis. Si la electricidad que usamos proviene de fuentes renovables, eólica o fotovoltaica, obtendremos hidrógeno verde.

La combustión de hidrógeno (H2) es extremadamente respetuosa con el medio ambiente. Su combustión no genera CO2, sino agua pura. El hidrógeno verde es un combustible fácilmente almacenable además de una fuente inagotable de energía combinable con otros gases renovables. Esto permite la creación de soluciones híbridas que hacen posible la descarbonización de los edificios e industrias. Además, gracias a la pila de combustible de hidrógeno verde, es posible generar electricidad y calor tanto en viviendas o edificios comerciales como en grandes superficies industriales.

Su funcionamiento es idéntico al de una caldera actual de condensación, y permite procesos energéticos que demandan una elevada potencia de forma puntual o mantenida durante mucho tiempo sin necesidad de acumular energía, una opción que no sería posible con el resto de las fuentes renovables. Asimismo, ofrece potencias y rendimientos independientes de las condiciones de la temperatura exterior, consiguiendo una producción instantánea de agua caliente sanitaria garantizada con el mejor rendimiento independiente de las condiciones meteorológicas exteriores. Hoy en día es posible la conversión o sustitución de equipos a gas por otros a 100% de hidrógeno verde lo que supone una ventaja ya que no es necesario cambiar el equipo entero.

Con todo ello, y teniendo en cuenta que cada vez son más las empresas en búsqueda de iniciativas que les permitan reducir su huella de carbono y concienciar a sus clientes de la importancia de consumir productos sostenibles que sean responsables con el medio ambiente, Bosch ve en el hidrógeno verde la clave fundamental para continuar su camino hacia la descarbonización y la electrificación del mercado de la calefacción y el agua caliente sanitaria.

Para más información, descargue la infografía sobre Hidrógeno Verde Bosch Comercial e Industrial aquí.