El 52% de los madrileños desconoce la calificación energética de su vivienda y solo el 17,3% conoce las ayudas para mejorarla

ANERR IsoverEl 52% de los madrileños desconoce la calificación energética de su vivienda y solamente el 17,3% afirma conocer la existencia de ayudas y subvenciones para mejorarla. Son algunas de las conclusiones del Barómetro ISOVER & Placo® sobre los hogares, un estudio elaborado por Saint-Gobain Placo® y Saint-Gobain ISOVER que recoge la opinión de los españoles en relación a diferentes aspectos relativos a su hogar y sus expectativas y principales preferencias en una vivienda, identificando tendencias y nuevas demandas en el sector residencial.

Esta encuesta, realizada por la consultora Kantar entre octubre y noviembre de 2020, desvela que el 37% de los madrileños conoce la existencia de la calificación energética de las viviendas pero desconoce la de su propia vivienda. Por otro lado, el 15% de los madrileños reconoce que directamente no conocía la existencia de dicha escala.

 Si atendemos a los datos nacionales, el estudio confirma que hay un conocimiento colectivo amplio de la existencia de la calificación energética de las viviendas (el 88,7% lo afirma) pero este conocimiento sobre la existencia de la escala no se traduce necesariamente en saber la calificación energética de su propia vivienda. Y es que, más de la mitad de las personas que conocen la existencia de esta clasificación desconocen la categoría especifica de su vivienda (el 45% de los encuestados).

 En cuanto al uso eficiente de la energía en el hogar, es decir, las acciones encaminadas a disminuir la factura energética, mejorar el confort, el bienestar y la salud de los habitantes del hogar, incluyendo desde un cambio de ventanas a corregir el aislamiento, entre otras medidas, el estudio confirma que hay un interés general por parte de los madrileños de favorecer la eficiencia energética de la vivienda (87,4%), por encima del dato nacional (83,1%); si bien el 59,8% afirma que no tiene capacidad económica para hacerlo (también un dato más elevado que a nivel nacional, que es del 54,8%).

Sin embargo, entre aquellos que están interesados en acometer las reformas y tienen capacidad económica para hacerlo, Barcelona (24%) y Madrid (22%) son las zonas donde se vislumbra una más rápida toma de decisiones para el inicio de este tipo de mejoras de eficiencia energética, mientras que Sevilla y Bilbao (con un 11,4% y 13,3%, respectivamente) manifiestan un menor interés en este tema.

 

MOTIVOS PARA MEJORAR LA EFICIENCIA ENERGÉTICA DE LA VIVIENDA

Para los madrileños, el ahorro energético y económico es la motivación más habitual (67,3%), si bien es el propio confort interior de la vivienda (menos frío en invierno y menos calor en verano) el segundo motivo que impulsa a la toma de la decisión al 62,5% de la población. Como tercer motivo, emerge la preocupación por el medioambiente, ya que un 47,1% así lo manifiesta.

Por otro lado, desde un punto de vista práctico, la mejora del aislamiento acústico se muestra como un beneficio complementario importante para el 29,8% de los madrileños interesados en el cambio. Finalmente, se sitúa en quinto lugar otra razón económica, como es la revalorización de la vivienda para su alquiler o venta (25%), pudiendo transformar el gasto de la reforma en una modalidad de inversión.

Destaca también la posición de Madrid, frente a otras ciudades encuestadas, en cuanto a la preocupación por el medioambiente, siendo la más sensible a este tema, seguida de Valencia (43,5%) y de Barcelona (40,4%).

Por su parte, los datos nacionales sitúan al ahorro como el principal motivo para mejorar la eficiencia energética de la vivienda (para el 74,2%); seguido de la mejora del confort (59,1%); la preocupación por el medioambiente (45,3%); la mejora del aislamiento acústico (35%); y la revalorización de la vivienda (19,9%).

 

DESCONOCIMIENTO SOBRE AYUDAS DE LAS ADMINISTRACIONES PÚBLICAS

Por otro lado, pese a las expectativas de mejora de la eficiencia energética de la vivienda, solamente el 17,3% de la población madrileña afirma conocer la existencia de estas ayudas y subvenciones (la cifra nacional se sitúa en el 18,4%).

Tras darles a conocer la existencia de dichas ayudas, el porcentaje de madrileños que manifiestan su intención de realizar reformas para mejorar la eficiencia energética se incrementa notablemente, pasando del 22% al 44,1%. En este escenario, la predisposición de los ciudadanos de Madrid a llevar a cabo la mejora necesaria con ayudas es la más alta a nivel nacional, junto con la de los barceloneses (42,7%), siendo los bilbaínos los menos predispuestos (21,3%). El porcentaje nacional es del 36%, que afirma su intención de reforma con las ayudas económicas para la mejora de la eficiencia energética de la vivienda.

En cuanto al conocimiento sobre dónde solicitar estas ayudas, únicamente el 20,5% de los madrileños afirma saber dónde acudir, en la línea a la media nacional, que se sitúa en el 24,3%.

En cuanto a los canales de comunicación para informarse sobre dichas ayudas, Internet (59,8%) y el ayuntamiento de la localidad (47,2%) son las dos referencias principales entre los madrileños a la hora de la búsqueda de este tipo de información sobre subvenciones para la mejora energética de la vivienda.

Familia, amigos y conocidos (26%) y los profesionales del sector y / técnicos –arquitectos, aparejadores o empresas de reforma- (17,3%) son las siguientes referencias de información.

 

PROGRAMA DE REHABILITACIÓN ENERGÉTICA DE EDIFICIOS (PREE)

El Consejo de Ministros aprobó el 4 de agosto de 2020 un Real Decreto que regula el Programa de Rehabilitación Energética de Edificios (PREE) a través del cual destinará 300 millones de euros para ayudas directas a actuaciones de mejora de la eficiencia energética en edificios construidos antes de 2007.

El PREE está siendo coordinado por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (Idae) y las comunidades y ciudades autónomas han ido publicando sus respectivas convocatorias de ayudas. La fecha límite de presentación de solicitudes está marcada por cada región en su respectiva convocatoria. En el caso de la Comunidad de Madrid, el plazo finaliza este sábado, 31 de julio de 2021, y se puede consultar toda la información a través de https://www.preemadrid.com/.

A dichas convocatorias se pueden presentar comunidades de propietarios, comunidades de energías renovables y comunidades ciudadanas de energía, propietarios individuales de edificios, sean personas físicas o jurídicas, agrupaciones de propietarios de edificios, empresas explotadoras, arrendatarias o concesionarias de edificios, empresas o proveedores de servicios energéticos y entidades locales.

Desde Placo® e ISOVER señalan que la subida de la factura de la luz en los meses de junio y julio, junto con el impacto directo que tiene la mejora de la eficiencia energética en la reducción de las facturas de suministros, así como las ayudas que las administraciones públicas han puesto en marcha para la mejora de la eficiencia energética de los edificios, hacen de éste el momento idóneo para fomentar la rehabilitación de las viviendas en búsqueda de la sostenibilidad, la eficiencia energética y el consiguiente ahorro para las familias.

El Barómetro ISOVER & Placo® sobre los hogares está guiado por el propósito de Saint-Gobain, “MAKING THE WORLD A BETTER HOME”, que responde a la ambición compartida de todas las mujeres y hombres del Grupo de actuar cada día para hacer del mundo un lugar más bello y sostenible para vivir.

Accede a todas las respuestas que arroja el Barómetro ISOVER & Placo® sobre los hogares y sobre las soluciones constructivas de ISOVER y Placo® aquí.