Andimac prevé un aumento del 6% del sector de la reforma y la rehabilitación en 2021, con 1,5 millones de viviendas reacondicionadas

ANERR Andimac

La Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción (Andimac) estima que el sector de la reforma y rehabilitación crecerá en torno al 6% en 2021, tal y como informó en el marco de la Jornada celebrada el 17 de junio, donde la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y la Confederación Nacional de la Construcción (CNC) evaluaron el impacto de la pandemia y de los fondos europeos, abordando también los retos y las oportunidades para las tiendas especializadas en materiales de construcción.

En este sentido, Andimac prevé que el gasto medio de los hogares españoles en materiales de construcción e instalación será este año de unos 1.000 euros, por lo que el volumen de negocio del sector escalaría hasta los 19.000 millones de euros, salvo imprevistos significativos en relación con la pandemia o la situación socioeconómica del país.

En este escenario, Andimac calcula que en 2021 se reformarán, aproximadamente, 1,5 millones de viviendas; es decir, un 5,7% del total. Y confía en que las ayudas comunitarias sirvan para rejuvenecer un parque que actualmente avejenta a un ritmo anual próximo al 2%, mientras la rehabilitación edificatoria afecta sólo al 0,12% del mismo. De esta manera, más del 80% de los inmuebles tiene más de 20 años, requiriendo algún tipo de obra de mejora o mantenimiento para que -entre otros objetivos- dejen de considerarse depredadores energéticos.

Por ello, desde la asociación remarcaron el papel de las tiendas especializadas en materiales de construcción para aprovechar los fondos europeos en beneficio de un sector clave para acelerar la recuperación económica y mejorar la calidad de vida de los españoles: objetivos para los que Andimac propuso transformar los almacenes en puntos de información y agentes asesores en programas de rehabilitación y reforma, siguiendo el modelo impulsado en Alemania, donde ha cosechado un éxito reseñable.

En concreto, destacó la labor del comercio especializado a la hora de convertir la rehabilitación en un producto de consumo para no supeditarla por completo al reparto de los fondos, máxime teniendo en cuenta que la tasa de renovación del parque edificado se encuentra actualmente un 93% por debajo de su potencial, es decir, aquel en el que se logre un punto de equilibrio entre envejecimiento y renovación.

Jaume Rul.lan, reelegido presidente de Andimac

Y para ello, Jaume Rul.lan, reelegido presidente de Andimac, subrayó la importancia de prestigiar el sector y lavar su imagen a través, sobre todo, de la formación y la mejora de la cualificación de los profesionales.

Un reto con el que también coincidió el presidente de CEOE, Antonio Garamendi, quien  animó a adentrar la construcción en el discurso público para que sea un ámbito atractivo para que los jóvenes quieran acercarse a estas empresas y pueda garantizarse el relevo generacional. Además, advirtió sobre ciertas amenazas para los distribuidores de materiales -como las barreras para la digitalización de aquellas pymes que no cuentan con los recursos necesarios-, indicó algunos problemas estructurales que presenta el ecosistema empresarial, como el pequeño tamaño medio de las compañías, el bajo interés por mejorar la formación de los trabajadores en un contexto de mercado orientado al conocimiento o el poco atractivo que ofrece el sector para los jóvenes.

Por su parte, el presidente de la Construcción (CNC), Pedro Fernández Alén, respaldó la idea de transformar los almacenes de distribución en centros especializados en asesoramiento y ejes vertebradores para la transmisión de buenas prácticas profesionales. Asimismo, reconoció lo fundamentales que resultan los puntos de distribución de materiales para lograr que el sector de la construcción sea circular, por lo que en el último año ambas patronales han presentado conjuntamente varios proyectos para captar fondos del Plan de Recuperación.