Ábalos considera que los fondos europeos son una “gran oportunidad” para reactivar la economía española

ANERR Jornada Abalos

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, dejó patente que la gestión de los 140.000 millones de euros que la Unión Europea inyectará en España en los próximos años para acelerar la reactivación de la economía tras la pandemia de la Covid-19, suponen un “desafío” y una “gran oportunidad” para transformar nuestra economía e impulsar su recuperación, que requiere de la implicación de toda sociedad civil y “la colaboración” de los profesionales del sector de la construcción.

“El Plan de Recuperación supone uno de los impulsos económicos y sociales más importantes de nuestra historia y también, uno de nuestros mayores desafíos. Aspiramos a recuperar, modernizar y transformar nuestra economía en clave verde, digital, inclusiva y social”, aseguró Ábalos durante su participación, a través de un vídeo, en la Jornada de seguimiento de los fondos Next Generation UE, organizada por el Colegio de Ingenieros de Caminos, en la que también han participado varios altos cargos del Ministerio con un importante peso en la ejecución del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR).

“En concreto, con las inversiones previstas en el Ministerio que dirijo perseguimos crear cerca de medio millón de empleos e incrementar en unos 34.000 millones de euros el PIB”, señaló el ministro.

En este sentido, el secretario de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Pedro Saura, reiteró durante su intervención en la Jornada que el Plan de Recuperación es el esfuerzo más ambicioso, completo e integral que se ha aportado a la economía española en su historia moderna. “Ahora, pasado lo peor de la crisis, lo más importante es desarrollar las inversiones que se han planificado e inyectar los recursos a la economía para recuperar los niveles de producción de la prepandemia lo antes posible”, aseguró.

Así, la correcta implementación del Plan, aseveró Saura, “va a permitir que España entre en una senda de crecimiento de entre el 4% y el 6% en los próximos años”. No en vano, el programa está diseñado para canalizar los recursos a todo el tejido productivo en inversiones que, por sus componentes de descarbonización y transformación digital, supondrán una reingeniería e industrialización del sector, aportando un mayor valor añadido a la economía.

16.000 millones para descarbonizar el transporte

Durante su intervención vía vídeo, Ábalos señaló el importante papel de Mitma en la gestión de los fondos europeos. “Vamos a ser los responsables de las mayores inversiones del Plan. Un ambicioso proyectos de inversiones y reformas en el que gestionamos más de 16.000 millones de euros para descarbonizar el sector del transporte y la edificación, para generar valor agregado a través del impulso de la digitalización y la innovación y para promover la inclusión social a través de nuevas políticas de movilidad y vivienda”, explicó.

Entre las inversiones previstas, el secretario general de Infraestructuras, Sergio Vázquez, destacó durante la clausura del evento que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana tiene previsto destinar unos 7.600 millones de los fondos Next Generation EU en impulsar una movilidad “sostenible, segura y conectada” con la mirada puesta en el ferrocarril como una de las principales palancas para lograr la descarbonización del transporte.  Entre otras cosas, busca completar los corredores europeos en España y acelerar el trasvase modal de la carretera al tren, especialmente en mercancías, para reducir la dependencia del petróleo y las emisiones. No en vano, el sector del transporte genera un 27% de los gases de efecto invernadero. Los 7.600 millones están recogidos en las componente 1 y 6 de Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia y corresponden a inversiones directas que el grupo Mitma va a realizar en los próximos tres años a través de Adif, DGC, ENAIRE, Puestos del Estado y Renfe.

Asimismo, el secretario general de Infraestructuras explicó que la estrategia del Ministerio “trata de trazar un plan que consiga un doble objetivo: ser una oportunidad de crecimiento para las empresas, y ser un buen negocio para el país de cara a mejorar la sostenibilidad del sistema de transporte y vivienda, cohesionar el territorio o extender oportunidades de buenos empleos”.

Además de apostar por mejorar la infraestructura ferroviaria, el Plan de Recuperación también contempla actuaciones para rehabilitar viviendas y reducir el consumo de energía primaria no renovable, así como iniciativas para mejorar la seguridad viaria, el estado de conservación y la conectividad de las carreteras. En esta línea, el director general de Carreteras, Javier Herrero, destacó que el Plan en el ámbito de la Red de Carreteras del Estado contempla una inversión aproximada de 850 millones de euros, que estará relacionada con la digitalización, la mejora de la seguridad de los usuarios, así como la integración urbana de las carreteras prestando especial atención a los usuarios más vulnerables como peatones y ciclistas. También recordó que la infraestructura viaria debe considerarse una prioridad puesto que es la base y el sustento para articular mecanismos de movilidad sostenible.

Vivienda

En cuanto a las actuaciones en vivienda y regeneración urbana con casi 7.000 millones de euros, la segunda mayor del Plan, el Ministerio busca mejorar la sostenibilidad y calidad de vida en las ciudades y ofrecer un verdadero horizonte de actividad y empleo equilibrados al sector. En este punto, Iñaqui Carnicero, director general de Agenda Urbana y Arquitectura, afirmó que “la rehabilitación es un sector clave para reactivar la economía” por lo que, con cargo al Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR), “se ha diseñado un plan de impulso a la rehabilitación de edificios públicos, PIREP, que busca, en el marco de implementación de la Agenda Urbana, cumplir los principios clave de la Renovation Wave: la eficiencia energética, la descarbonización e integración de renovables; el ciclo de vida y circularidad; la transición ecológica y digital, la apuesta por la vivienda en alquiler social en edificios energéticamente eficientes, y el respeto por la estética y calidad arquitectónica. En definitiva, se persigue la rehabilitación con un enfoque integral y con criterios de calidad arquitectónica”.

Las inversiones de Mitma forman parte del reto asumido por el Gobierno de movilizar 70.000 millones de euros del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia de la Unión Europea para acelerar la reconstrucción y la transformación de la economía apostando por las energías alternativas y la reducción de emisión. En concreto, los proyectos relacionados con el ferrocarril y la rehabilitación de viviendas son verdes al cien por cien, lo que ayudará a mejorar su sostenibilidad. No en vano, el España el sector del transporte y el residencial suman un tercio de las emisiones totales de gases de efecto invernadero, una proporción cuadra perfectamente con la ratio entre los fondos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia destinados a la movilidad y la vivienda (componentes 1, 2 y 6), que suponen alrededor de 20.000 millones de euros y representan aproximadamente el 28% del total del fondo.