ANERR hace balance de las consecuencias de la subida de precios de los materiales y su repercusión en el sector

ANERR cabecera newsletterDesde la Asociación Nacional de Empresas de Rehabilitación y Reforma (ANERR)  se observa con preocupación la subida tanto de materiales como de suministros que se está sufriendo en los primeros meses de este año.

Las principales subidas se están produciendo en el metal, la madera, la pintura, y los derivados del petróleo. Desde el principio de este año el acero y el aluminio han incrementado su precio un 40%; lo mismo ha ocurrido con el cobre, que después del desplome de hace un año, ha tenido un crecimiento de precios de un 62%.

La causa de estas subidas se encuentra en el aumento de la demanda de materias primas por parte de las dos grandes potencias mundiales, Estados Unidos y China, así como el incremento del precio del petróleo, que ha disparado el precio de sus derivados.

Después de la bajada de la actividad en 2020, la nueva situación supone un aumento muy importante de la demanda, debido a las favorables perspectivas que se empiezan a vislumbrar. Esto ha producido tensiones en un mercado que además se ha visto afectado por dificultades en el transporte marítimo, cierre de fábricas y recortes en la producción. Con las pinturas, la situación es similar.

En algunos casos los productos podrían experimentar una subida de un 150% en su precio, fruto de los problemas de suministro y transporte, según lo indicado por la Asociación Española de Fabricantes de Pinturas y Tintas de Imprimir (ASEFAPI).

Nuestros asociados, ya nos están contando que por parte de sus suministradores se les ha informado de importantes subidas de precios en los materiales de aislamiento, revestimientos, metales, carpinterías de PVC, etc.

Asimismo se están notando muchas dificultades con el suministro de ciertos elementos imprescindibles en las obras, lo cual está provocando retrasos que se acumulan a los sufridos por las circunstancias de la pandemia.

Estas subidas de precio, sin duda, supondrán un problema en aquellas obras de larga duración, o en aquellas otras que estén ya contratadas y su inicio esté a la espera de licencias o de concesión de ayudas.

Las recomendaciones que ANERR hace a sus asociados es que se tomen medidas para evitar las consecuencias de estas circunstancias, como pueden ser fijar cláusulas de variación de precios en los contratos con los clientes, acortar la validez temporal de los presupuestos, pudiendo así adaptarnos a las altas y bajas del mercado de materias primas, y también que se den plazos realistas para la ejecución de los trabajos a nuestros clientes que tengan en cuenta estos factores. Otra posibilidad para garantizar el suministro de los materiales y equipos necesarios para la ejecución de las obras sería la provisión de acopios durante la ejecución de los trabajos, que garanticen que los materiales estén disponibles en el momento de su empleo.

Desde ANERR se lamentan que la subida de los precios, que no era previsible, afecte a sus clientes y se espera que con los fondos europeos sobre las rehabilitaciones energéticas y con la deducción fiscal en el IRPF (hasta el 60%) se tenga el menor impacto posible, para conseguir la reactivación definitiva del sector.