Ribera traslada el compromiso de España para avanzar en la rehabilitación energética de edificios y mejorar su eficiencia

ANERR Teresa Ribera

La vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, trasladó a los ministros de Energía de la Unión Europea el compromiso de España para avanzar en la rehabilitación energética del parque de edificios y ha destacado la apuesta por la integración de renovables, el almacenamiento, la descentralización del sistema energético, la digitalización, los nuevos modelos de negocio y el autoconsumo renovable durante la celebración del consejo informal de ministros.

En este sentido, España recalcó la relevancia de la refrigeración renovable para los países del Sur de Europa, especialmente importante en un contexto marcado por los efectos cada vez más patentes del cambio climático.

La vicepresidenta destacó la importancia para España de la dimensión social de la “Ola de Renovación”, la estrategia de la Unión Europea para renovar el parque inmobiliario, como un instrumento esencial no solo desde la perspectiva del consumo energético. Así, recordó lo que supone la factura energética para algunas familias en el porcentaje de sus ingresos, y destacó los efectos de esta ola de renovación en la creación de empleo y en la mejora urbana. Ribera también señaló la necesidad de diferenciar las energías renovables de otras tecnologías bajas en carbono como una de las prioridades de España.

En este sentido, la vicepresidenta apuntó que España ya ha incorporado estas variables en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia en lo relativo a rehabilitación en vivienda social y de mercado con sistemas de préstamos y subvenciones.

EFICIENCIA ENERGÉTICA EN EL PLAN DE RECUPERACIÓN

La mejora de la eficiencia energética forma parte de varias de las componentes del Plan de Recuperación de España, y la componente específica destinada a rehabilitación de edificios y regeneración urbana cuenta con la segunda mayor inversión del Plan: 6.800 millones de euros. Las viviendas, oficinas de las empresas, edificios públicos, zonas rurales o la industria protagonizarán muchas de las medidas a este respecto por ser ámbitos y sectores con gran potencial para modernizarse, reducir emisiones y ahorrar energía.

Asimismo, la vicepresidenta destacó la importancia de desarrollar una planificación urbana integrada que mire más allá de la vivienda, de combinar intervenciones en rehabilitación y eficiencia energética con la incorporación de renovables, como paneles solares, y su relación con el autoconsumo y las comunidades energéticas. Asimismo, señaló otros aspectos importantes como facilitar el acceso a la financiación y reducir las trabas administrativas y en la toma de decisiones, trabajar en la cualificación de profesionales, fomentar la innovación en materiales y la integración de sistemas.

TRANSFORMACIÓN DEL SISTEMA ENERGÉTICO

Durante la reunión también se habló de la Estrategia Europea sobre la Integración del Sistema Energético, un marco fundamental para la transformación de este ámbito para alcanzar el objetivo de neutralidad climática a 2050. España subrayó que la península ibérica tiene carácter de isla energética, lo que obliga a pensar en interconexiones, digitalización y almacenamiento, una pieza clave para cumplir con los objetivos en materia de energía y clima para la integración de renovables.

Así, España transmitió su apuesta por la descentralización, la digitalización, los nuevos modelos de negocio y el autoconsumo renovable, que permiten que el ciudadano adquiera un papel activo en la producción y la gestión de la energía que consume. En concreto, la vicepresidenta destacó el papel de la digitalización para gestionar cambios relevantes en picos de oferta y demanda integrando el sentido bidireccional de la movilidad eléctrica.

España cuenta desde 2019 con una regulación que introdujo esquemas de autoconsumo colectivo y compensación de excedentes y redujo los trámites administrativos de registro, especialmente para el pequeño autoconsumidor.

Además, el MITECO ultima la Estrategia Nacional de Autoconsumo, que verá la luz este año y establecerá las líneas de actuación para promover el autoconsumo renovable, situará al ciudadano en el centro del sistema energético y será una herramienta clave en la lucha contra la pobreza energética.

El autoconsumo jugará un papel fundamental en el Plan de Recuperación de España, y desarrollará un rol destacado no solo en el ámbito urbano, sino también en los municipios de menos de 5.000 habitantes, donde se constituirá como una medida de especial relevancia para afrontar el reto demográfico.

Las comunidades locales de energía renovable serán claves en la consolidación del autoconsumo. Para conocer el apetito sobre este tipo de proyectos, cuya figura está definida en la normativa española desde hace un año, el MITECO lanzó una manifestación de interés sobre comunidades energéticas locales que ha recibido unas 500 experiencias. Los resultados obtenidos serán tenidos en cuenta en la definición de las líneas del Plan de Recuperación.