Así ha cambiado la construcción tras un año de coronavirus, según Cement Design

ANERR Cement Design

Ha pasado ya un año desde que la COVID19 llegase a nuestro país para cambiar nuestra vida en todos los aspectos. La manera en la que nos relacionamos, trabajamos, viajamos, consumimos ocio y/o cultura han cambiado. Todos los sectores han tenido que adaptarse, en algunos casos reinventarse, a una nueva realidad.

En el caso de la construcción, nos tuvimos que enfrentar, en primer lugar, a la paralización completa de nuestra actividad durante dos semanas, después, a la lenta vuelta a la actividad así como la adaptación a las nuevas normativas de seguridad entre los trabajadores.

Por otro lado, nos tuvimos que enfrentar a las nuevas demandas de los clientes, tanto en el caso de particulares como de empresas que, ante la pandemia, han cambiado sus prioridades en cuanto a obras y reformas. También ha habido cambios importantes en cuanto a la relación entre con clientes y proveedores.

En base a nuestra experiencia en este último año, identificamos tres efectos claves de la pandemia en el sector de la construcción

Digitalización: tarea pendiente del sector

Este periodo de paralización de la actividad, dejó ver la falta de digitalización del sector en lo que a planificación y gestión empresarial se refiere. Muchas empresas del sector carecen de una identidad digital o no contar con herramientas digitales que les permitan almacenar y gestionar los datos internos. En nuestro caso, desde el confinamiento, hemos notado un incremento importante de las comunicaciones por vía telemática, aumentando hasta en un 70% las reuniones  y encuentros vía Zoom.

Recientemente, un estudio realizado por Finalcald en el que contaban con la participación de más de 400 líderes del sector, mostraba que el 51% de los encuestados combinaban diferentes canales de comunicación en las gestiones diarias como comunicación en persona, por teléfono, por mail o en papel. Esto provoca que los procesos sean mucho más lentos, las entregas se retrasen y se desperdicien recursos.

La digitalización también puede ser una herramienta para potenciar la colaboración entre las partes interesadas en el proyecto, además de mejorar la gestión y planificación de los recursos y personal con una mayor precisión, contribuye a la satisfacción del cliente ya que las obras finalizan con mayor rapidez y eficacia.

Nuevas necesidades en el hogar

Por otro lado, en Cement Design hemos detectado un crecimiento del 40% en el hogar respecto al periodo anterior. Este aumento de reformas ha permitido que muchas empresas como la nuestra hayamos podido salvar el ejercicio. Los meses del confinamiento provocaron que muchos particulares decidieran adaptar sus viviendas con el objetivo de ganar espacio, crear estancias más cómodas para permanecer en casa y priorizar la luminosidad. También se le da una gran importancia a adaptar espacios al aire libre como balcones, terrazas o patios que, antes del confinamiento, estaban descuidados por su poco uso, y que se revalorizaron enormemente tras el periodo de cuarentena obligatoria. En el caso de viviendas de nueva construcción, también han ganado peso los espacios al aire libre así como comentar con zonas habilitadas para poder trabajar o estudiar desde casa con más facilidad.

Sostenibilidad, ahora como prioridad

Otro de los cambios más significativos que hemos notado tras el paso del primero año desde el inicio de la pandemia es el crecimiento del interés por los materiales respetuosos con el medioambiente. En nuestro caso, el número de peticiones de materiales respetuosos con el medioambiente para nuevas obras y reformas han aumentado un 40% respecto al periodo anterior. Esta tendencia no se limita únicamente en las reformas y construcciones de viviendas. Grandes empresas también han optado por materiales sostenibles en la construcción o remodelación de grandes superficies.

En el caso de Cement Design, la colección más demandada en este último año ha sido Eco Cement, un material ecológico que responde a eco cemento, minerales, resinas en base acuosa y agregados seleccionados en su mayoría de compuestos reciclados.

La llegada del coronavirus ha obligado a todos los sectores a reinventarse. También ha creado nuevas necesidades en nuestra manera de vivir, necesidades que deben ser identificadas y resueltas rápidamente por las empresas. En nuestro caso, la recuperación del sector es clave para la reactivación de la economía en general, como uno de los principales motores económicos de nuestro país. Por tanto, cuanto antes nos adaptemos a las nuevas circunstancias, antes podremos iniciar el camino de la recuperación.