Las escuelas recomiendan el uso del purificador AIRDOG de Sodeca

ANERR Sodeca

 

Sodeca ha realizado una encuesta de satisfacción a los centros educativos del Ripollès y Osona que recibieron el pasado mes de noviembre un purificador de aire. Un total de 25 escuelas han participado en el cuestionario de valoración.

Un alto porcentaje de centros educativos confirman que desde que disponen del purificador de Sodeca no se ha producido ningún caso positivo por Covid-19. El resto explican que los contagios registrados han provenido de contactos con el exterior. Casi la totalidad argumentan que el purificador de aire ha servido para prevenir el contagio o que seguramente habrá ayudado, al ser un complemento de las medidas higiénicas preventivas que se aplican.

Las escuelas coinciden en que su funcionamiento es sencillo y les ha permitido gozar de un ambiente más limpio y seco. La mayoría ha respondido que se convierte en un complemento a la ventilación preventiva que han de aplicar en las aulas. Algún centro también ha destacado que con este purificador de aire portátil han podido conocer, gracias a los niveles que indica de carga de partículas, virus y bacterias, cuando era más necesario ventilar dicho espacio.

En lo que ser refiere a la ubicación del equipo, la mayoría ha escogido un aula fija, a pesar de que en alguno de los casos el purificador se ha colocado en un espacio diferente cada día. Uno de cada siete centros ha optado por colocarlo en el comedor, al ser un espacio en que conviven diferentes grupos burbuja.

En relación al tiempo que lo mantienen en funcionamiento, todos los centros coinciden en que lo tienen en marcha mientras haya alumnos en el aula, comedor o sala en general.

Entre los principales beneficios observados:

  • Más confort térmico y acústico, ya que no tiene que abrir tanto las ventanas
  • Han ganado en seguridad y tranquilidad
  • El ambiente es más confortable, se ha mejorado en calidad de aire interior (algún centro ha destacado que esta mejora se notaba incluso llevando mascarilla)
  • En el caso de los centros con alumnos con edades comprendidas entre los 0-3 años también apuntan que no se ha producido contagios de otros virus típicos de esta franja de edad
  • Seguridad en la biblioteca y comedor, al ser espacios donde conviven diferentes grupos burbuja
  • Es un buen indicador para saber cuando es necesario reforzar la ventilación en el espacio en que se encuentra ubicado

Todos coinciden en que recomendarían este equipo purificador de aire, algún centro ha añadido que es útil más allá de la pandemia causada por la Covid-19.

Conclusiones

De este modo, las principales conclusiones de este estudio de satisfacción por parte de las escuelas encuestadas es entre notable y excelente y valoran la donación por parte de Sodeca entre útil y complementaria a las tareas preventivas que se llevan en los respectivos centros educativos. Entre los principales motivos, exponen que desde que tienen en funcionamiento este equipo (la mayoría en un aula fija, pero también espacios con diferentes grupos burbuja) no se han producido contagios dentro del mismo centro y que se ha ganado en confort, seguridad , tranquilidad y mejora de la calidad de aire. Todos recomendarían el AIRDOG como complemento en las tareas de prevención de la enfermedad de la Covidien-19, pero también para evitar otros tipos de contagios más habituales, sobre todo entre los niños más pequeña.

Los purificadores de Sodeca, cuentan con la certificación de un laboratorio externo e independiente que reconoce la efectividad del 100% entre 10 y 30 minutos frente al Mengovirus, microorganismo de la misma familia a la que pertenece el coronavirus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad Covid-19. Además, los purificadores contribuyen a reducir las bacterias aerobias y hongos del ambiente sin generar ozono. Este mes de febrero el purificador AIRDOG continúa recibiendo reconocimientos a la efectividad y rapidez de su tenología patentada (TPA) que ha sido probada por el prestigioso Laboratorio de Biología de la Universidad Demócrito de Tracia, Grecia.