Las empresas de equipamiento para el hogar, saneamiento y ventilación prevén su recuperación en el primer trimestre de 2021

ANERR amec

amec ascon celebró el pasado 24 de noviembre un encuentro con los medios relacionados con el sector de equipamiento para baño, saneamiento y ventilación en el que ha compartido la situación de las empresas en un año convulso por el impacto de la pandemia.

El presidente de amec ascon y CEO de GENEBRE, Miquel París, explicó que la gran recuperación de las ventas experimentada entre agosto y septiembre no alcanzará para cumplir las previsiones que las empresas habían realizado para este año, por lo que se prevé una caída de la facturación entre el 5 y el 15%. “La reactivación va a ser algo lenta. Esperamos los brotes verdes en primavera de 2021”, detalló.

La afectación es distinta según los mercados. “La contracción ha sido muy grande en Centoamérica y Sudamérica, sobre todo en Argentina y Brasil. Europa se mantiene, excepto Inglaterra. Los países asiáticos, por el contrario, resisten bien”, explicó el presidente de amec ascon. La nueva situación ha conllevado un aumento muy importante de los precios de los materiales procedentes sudeste asiático, algo que “los industriales deberemos afrontar trabajando en una contingencia económica dura”, añadió Miquel París. Las empresas industriales ponen así su atención en la cadena de suministro, que ha pasado a convertirse en un elemento clave y estratégico.

Es por ello que “se aprecia una nueva tendencia dirigida a acercar la producción de materias primas a través de nuevos procedimientos basados en la biotecnología y el empleo de nuevos materiales para suplir la dependencia de países más alejados”, explicó la directora adjunta, Paula Camacho.

El encuentro sirvió para repasar la evolución de los distintos subsectores. Durante la actual crisis ha aumentado la rehabilitación en edificios, frente a la caída de las nuevas promociones, que ha impactado con dureza a las empresas de equipamiento de baño y cocina. Sin embargo, las empresas que han resultado más afectadas son más optimistas tras observar el récord de ventas experimentado este verano respecto a años anteriores: “esta variación tan pronunciada ha hecho virar el pesimismo que había al observar que toda la afectación se debe a un factor coyuntural”, afirmó París.

La pandemia está propiciando a su vez un aumento de la actividad en los subsectores relacionados con la ventilación y purificación del aire, y de elementos que minimizan el contacto y contribuyen a la higiene, como puertas automáticas, secamanos, lavamanos y fregaderos portátiles, puntos de higiene transportables, etc. “El bajo coste y la capacidad de envío rápido son aspectos clave de este tipo de productos”, afirmó Camacho, que añadió que “esta tendencia también se mantendrá pasada la Covid-19”. En este sentido, la industria que ha sabido innovar y adaptarse a los nuevos escenarios es a su vez la que ha sufrido en menor medida. Al mismo tiempo, cada vez más empresas se suman a colaborar con ONG en el desarrollo de inodoros asequibles y otros productos de higiene para que las familias de todo el mundo tengan acceso a un lugar seguro y limpio para ir al baño.