Un estudio de Tecnifuego destaca el incremento en un 2% del mercado de la detección de incendios en España

ANERR Tecnifuego

Según el último estudio de mercado de detección de incendios del ejercicio 2019, realizado por TECNIFUEGO, Asociación Española de Sociedades de Protección contra Incendios, se confirma una desaceleración del crecimiento observado desde el año 2014. Así, durante 2019, todavía se ha registrado un leve crecimiento entorno al 2%.

El coordinador del Comité de Detección, Lluís Marín, ha analizado alguno de los resultados más llamativos del estudio: “A partir del segundo semestre se produce una desaceleración en la generación de proyectos nuevos, que fue patente con una reducción de sistemas instalados en relación con el 2018, no obstante, existió un repunte en los proyectos de renovación que empujaron al sector a un incremento en el volumen facturado”.

Sigue siendo patente la presión del precio sin conceder valor a soluciones óptimas. Se observa un menor uso de la aspiración o detectores multisensoriales frente a tecnologías más clásicas como detectores lineales de haz, detección térmica o detectores ópticos puntuales.

Sin duda esta es una situación anómala en relación con otros países de la UE se debe a una menor atención en la fiabilidad y robustez de los sistemas frente a las condiciones ambientales a medio y largo plazo. Pensamos que es necesario implantar sistemas que permitan desarrollar el autocontrol del mercado y que favorezcan la solución óptima a la solución simplemente más económica. Esta situación sin duda mejoraría con un mayor seguimiento si los sistemas de detección permaneciesen supervisados las 24h a través de conexiones a centros de recepción de alarma o a centros de mantenimientos remotos.

Es especialmente notable es la caída de los sistemas convencionales. Muestra una tendencia lógica dada la evolución de precios del mercado y las ventajas que ofrecen los sistemas analógico-direccionables.

Destacamos que el leve crecimiento parece deberse más a la renovación de dispositivos que por la generación de obra nueva o renovación de sistemas.

En consonancia con la evolución de mercado observada en sistemas de detección de incendio, las licencias de obras vinculadas a edificios no residenciales cayeron notablemente en el 2019 con respecto el año anterior según los datos publicados por el instituto nacional de estadística.

Finalmente, 2020 se percibe como un año realmente complicado y con perspectivas inciertas de cara a 2021 debido a las restricciones provocadas por la pandemia de COVID-19.

Pese a las dificultades, esperamos que las dificultades actuales sean una oportunidad para la renovación del sector.

ANERR Tecnifuego