ANERR apuesta por la comunicación y formación de excelencia en un webinar del IDAE para presentar el PREE

Archivo ANERR Newsletter

La Asociación Nacional de Empresas de Rehabilitación y Reforma (ANERR) participó el pasado 6 de octubre en un nuevo webinar organizado por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, IDAE, en el que se presentó el Programa de Rehabilitación Energética de Edificios (PREE) a promotores y constructores, y que contó, además, con la colaboración de APCEspaña.

El PREE está dotado con 300 millones de euros para llevar a cabo actuaciones de rehabilitación energética y disminución de emisiones de nuestros edificios, con un gran potencial de ahorro y de incorporación de energías renovables. El IDAE es el encargado del seguimiento y coordinación del Programa; y las comunidades y ciudades autónomas, una vez que ya han sido aprobadas las bases del Programa, irán publicando, mediante resoluciones propias, las convocatorias en sus respectivos territorios para acceder a las ayudas.

Son subvencionables, entre otras, las actuaciones en edificios completos y/o en locales de esos edificios, sobre envolventes, iluminación, sistemas de regulación y control, así como la incorporación de energías renovables como solar térmica, biomasa, geotermia y bomba de calor y redes de calor. Así mismo, da un tratamiento específico para la fotovoltaica para autoconsumo, pudiendo ser destinatarios últimos de las ayudas tanto los propietarios de los edificios o locales, como empresas, empresas de servicios energéticos, administraciones o comunidades de propietarios.

El reto de rehabilitar

Pedro Prieto, Director de Ahorro y Eficiencia Energética del IDAE, puso en valor la apuesta decidida que hace el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) por la rehabilitación, integrando como objetivo la actuación para la mejora de la eficiencia energética en un millón y doscientas mil viviendas, uno de los pasos necesarios para lograr una economía climáticamente neutra en el año 2050.

Además, se refirió, en este sentido, al amplio margen de actuación que hay en esta materia, habida cuenta que el 80% de las construcciones de nuestro país están calificadas energéticamente con una letra inferior a la D. “El problema de que  la rehabilitación tenga todavía un bajo impacto entre nosotros no se debe a la falta de soluciones técnicas, ni a la falta de ayudas”, señaló, identificando las barreras reales, como la fragmentación de la propiedad, con 17 millones de viviendas y 12 millones de ellas integradas en comunidades de propietarios, lo que dificulta la toma de decisiones, a  lo que se suma el hecho de que las inversiones requeridas suelen ser altas con periodos de inversión prolongados y la dificultad de encontrar propuestas de empresas que planteen soluciones integrales.

Como instrumento para vencer estas barreras, Pedro Prieto se refirió a la necesidad de crear una cultura de rehabilitación incentivada por programas como el PREE que facilitan el acceso a las ayudas, pero también, como lo han hecho algunos ayuntamientos con éxito, por ordenanzas e incentivos fiscales, sin olvidar la importancia de contar con la financiación privada en la ecuación.

Recursos ampliables

Cabe destacar que los 300 millones de presupuesto del PREE pueden ser ampliados  no solo con nuevas asignaciones del Fondo Nacional de Eficiencia Energética y de otros instrumentos de financiación que adjudiquen partidas al IDAE o ser cofinanciado con aportaciones del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), sino por los recursos  que pudieran establecerse  por los fondos que Europa, por la crisis del COVID 19, va a destinar a una reconstrucción de una economía que va a primar la transición verde.

Difusión y formación de excelencia, según el Presidente de ANERR

Fernando Prieto, Presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Rehabilitación y Reforma (ANERR), hizo un repaso a la actividad y compromiso de esta asociación que entiende que la difusión y comunicación de experiencias de éxito, así como la excelencia en la formación de los profesionales que intervienen en la rehabilitación son claves para que la rehabilitación arranque en nuestro país. En ese sentido se refirió a la participación de ANERR en un consorcio, junto a Francia e Irlanda para la creación de una plataforma integral dirigida al usuario donde acceder a través de una ruta única a los pasos necesarios para llevar a cabo una rehabilitación en todos los aspectos que necesite abordar.

Actuaciones de mayor envergadura

En nombre de la Asociación de Promotores y Constructores de España APCEspaña, Juan Antonio Gómez-Pintado reivindicó la necesidad de que la estrategia de rehabilitación incorpore, además de acciones de regeneración urbana que incluyera nueva edificación, permitir que a las actuaciones en edificación existentes contemplaran mayor índice de edificabilidad. “Se trataría de poder hacer obras de gran envergadura, huyendo del parcheo o de las acciones aisladas. Sería manera de que mi sector pudiera participar en la actividad de rehabilitación, porque de otra forma no dan los números”. Ese impulso,  según Gómez-Pintado, sería también la vía para acercarse a los objetivos marcados por el PNIEC.