LoxamHune ofrece calefactores portátiles a los sin techo de Albacete en el periodo de confinamiento

ANERR LoxamHune

Desde la declaración del estado de alarma en España el pasado 14 de marzo, el Ayuntamiento de Albacete ha tenido que habilitar distintos espacios municipales para alojar a las personas sin hogar de la ciudad manchega. Uno de ellos ha sido el Polideportivo San Pedro, donde se han habilitado 30 plazas para acoger a personas sin hogar.

Una de las problemáticas de este centro era poder ofrecer un sistema de calefacción adecuado a los sin techo alojados en el mismo, sobre todo en las frías noches albaceteñas. Fructuoso Soria, delegado de LoxamHune Albacete explicó que «el centro disponía de una sola máquina calefactora y recurrió a nosotros para mejorar su sistema de calor».

Calefacción adicional

En este sentido LoxamHune Albacete ha suministrado dos generadores de aire caliente portátiles al polideportivo como sistema de calefacción adicional durante el periodo de confinamiento de las personas sin hogar.

«Estos equipos hacen una función de caldera de calefacción diesel pero portátil y son muy útiles para poder mantener una temperatura idónea en el polideportivo», explicó Soria.

«No es lo mismo calentar a un grupo de deportistas durante 3 o 4 horas al día que además están haciendo ejercicio, que aportar un solución de calor constante a un grupo más numeroso de personas durante el día y la noche », puntualizó.

La delegación de LoxamHune de Albacete está ofreciendo igualmente un servicio de mantenimiento de estas máquinas por si hubiera alguna parada o fallo de las mismas.

Soporte eléctrico de emergencia

Junto a este servicio de calefacción portátil, LoxamHune Albacete está suministrando también un servicio de backup eléctrico al Hospital Universitario de Albacete.

En un proyecto conjunto con Ibedrola, la delegación albaceteña de LoxamHune ha instalado dos grupos electrógenos para ofrecer soporte eléctrico de emergencia al Hospital Universitario de Albacete en caso de averías o fallos de la red.

Fructuoso Soria explicó que «hemos instalado dos equipos, uno de 1.000 kvA y otro de 800 en stand-by para que en caso de avería o fallo de la red del hospital, entren en funcionamiento».

«Ambos equipos están montados en paralelo y podrían cubrir la demanda eléctrica de todo el hospital en caso de necesidad», añadió.

Estos grupos electrógenos de la división de Energía de LoxamHune son equipos modernos carrozados e insonorizados con la finalidad de que aunque estén en marcha, molesten lo menos posible a los pacientes del Hospital.