COVID 19: Comunicado ANERR a las últimas medidas que afectan al sector de la construcción

ANERR Coronavirus

Sobre la Orden Ministerial SND/340/2020,  de  12  de  abril,  por  la  que  se  suspenden  determinadas actividades  relacionadas  con  obras  de  intervención  en  edificios  existentes, la Asociación Nacional de Empresas de Rehabilitación y Reforma (ANERR) ha emitido un comunicado dirigido al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA) para aclarar incertidumbres a las empresas del sector de la rehabilitación y la reforma sobre las medidas acordadas.

Desde ANERR mantenemos nuestro máximo compromiso con las medidas de prevención del COVID-19 y las instrucciones del Ministerio de Sanidad y las autoridades sanitarias competentes, ya que a ellas compete dictar las actividades que se pueden desarrollar y las medidas a tomar en las obras. Por otro lado, lamentamos que la falta de tiempo material para poder organizar nuestras empresas del sector ha creado un alto nivel de incertidumbre las posibles medidas a adoptar a lo largo de la Semana Santa, sin tener muy claro, si era posible o no, reiniciar el lunes 13 las obras de reforma en el punto en que quedaron el pasado 27 de marzo, al menos en aquellas autonomías en las que el lunes de Pascua no es festivo.

Solicitamos que se establezca un mecanismo de consultas urgente, ya que hay dudas entre nuestros asociados debido a los puntos que no quedan claros en la normativa, como es la posibilidad del uso de los accesos de servicio de los edificios, realización de trabajos en fachadas, o en las viviendas no habitadas si se tiene autorización de la comunidad, o en locales independientes que no precisen el uso/acceso de uso comunitario.

Por último, manifestamos nuestra preocupación ante la situación en la que quedan las empresas de rehabilitación y reforma, sus trabajadores, empresas subcontratadas y autónomos que prestan sus servicios en este tipo de obras. Las empresas se verán obligadas a iniciar nuevos ERTE para los trabajadores afectados por esta medida. A esto se suma el hecho de que muchos de los ERTE anteriormente presentados, han sido denegados por no encontrarse detallada la suspensión de la actividad de construcción en el Real Decreto 463/2020. Al mismo tiempo se obliga a otorgar el permiso retribuido de dos semanas a los trabajadores, y esta nueva situación crea una inseguridad jurídica muy angustiosa.

Consideramos, por tanto, que se está penalizando claramente al sector de la reforma y la rehabilitación, no permitiéndole continuar con su actividad productiva ni otorgándole herramientas, de las que si se han beneficiado otras actividades, para poder contener sus gastos en este periodo.

Debido a lo anteriormente expuesto, la prolongación de la paralización de las obras de reformas y rehabilitación hasta el fin del estado de alarma supone una carga imposible de soportar a muchas de las empresas de este sector, teniendo que hacer frente a compromisos de pago sin tener ingresos durante un largo periodo. Esto podría provocar, sin duda, el cierre de muchas Pymes y micro-pymes del sector.

Para mitigar en lo posible las consecuencias de la paralización pedimos la agilización y claridad de las medidas de moratorias fiscales en todos los ámbitos, posibilidad de aplazamientos sin coste de cuotas de la Seguridad Social y ayudas para posponer los compromisos de pago con los proveedores, a través de fórmulas implementadas por las entidades bancarias con el respaldo de avales del Estado. Las empresas necesitan organizarse y tener tiempo para adaptarse y tomar decisiones correctas.

Desde ANERR, dentro de su compromiso con la sociedad y las buenas prácticas en nuestro sector, deseamos que la actual situación se solucione lo antes posible y que, con el apoyo de nuestros asociados, podamos retomar lo antes posible nuestra actividad normal y contribuir a la recuperación que España necesita.

Más información en: www.anerr.es

#JuntosVencemosalcoronavirus