Giorgio Grillo: “Deceuninck confía plenamente e impulsa el mercado de la rehabilitación”

ANERR Deceuninck
Giorgio Grillo, ingeniero de caminos de formación, cuenta con 30 años de experiencia
profesional en el sector del cerramiento exterior de alta eficiencia energética. Grillo es General Manager de Deceuninck Iberia. Deceuninck se fundó en 1937 y se estableció en España en 1984.

¿Nos puede resumir brevemente la historia de la compañía? ¿Y particularmente en España?
En más de 80 años de actividad industrial, nuestra vida empresarial está repleta de avatares que han marcado la historia reciente. Deceuninck nació como una empresa familiar que fue creciendo junto a la reconstrucción de Europa, tras la Segunda Guerra Mundial.

Este crecimiento se consolidó con la fuerte expansión económica de los años sesenta y setenta del siglo XX, años en los que comenzó la expansión internacional del Grupo Deceuninck. La entrada de España en la Unión Europea marcó un entorno propicio para iniciar nuestra actividad en el mercado ibérico. Camino que continua hasta hoy y con el que estamos comprometidos con un trabajo diario y cercano con nuestros clientes, sus distribuidores y los prescriptores para brindar confort al usuario final.

Hoy, el Grupo Deceuninck está presente en más de 90 países con más de 3.700 personas y más de 4.000 clientes directos.

Al ser una compañía internacional, ¿cuáles son las sinergias que establece la filial española con la central en Bélgica?
El grado de interacción tanto con nuestra casa matriz como con otras plantas del Grupo Deceuninck en Europa es altísima, bajo el concepto “One Europe, one brand”.

Como es lógico, nuestra central marca líneas de actuación global que trasponemos a nuestro mercado local, dándole el giro necesario para asegurar el éxito ya que cada mercado es el resultado de costumbres y culturas que hay que respetar. Al mismo
tiempo, desde la filial para el mercado ibérico se participa activamente tanto en el desarrollo estratégico como en el de servicios y productos.

Somos un referente dentro del Grupo Deceuninck en cuanto a la implementación de los programas de innovación, que han dado origen a nuevos materiales como ThermoFibra, o la forma de desarrollar un fuerte vínculo entre todos los miembros de la cadena de valor.

Por otro lado, la compañía apostó con fuerza por España con su inversión en Borox (Toledo) en 2008. ¿Qué significa para la compañía esta instalación?
Como todos recordamos, eran momentos muy difíciles, pero teníamos y tenemos una gran confianza en el mercado ibérico y creemos en su recuperación.

Estas nuevas instalaciones, nos permitieron mejorar nuestro sistema de suministro y sentar las bases para el crecimiento continuo que experimentamos desde ya hace varios años. En Borox, concentramos todas las áreas de la compañía, además, de las delegaciones comerciales que cubren los mercados de España y Portugal.

En 2017, incorporamos a nuestras instalaciones la faceta de producción al instalar líneas de foliado mejorando nuestro tiempo de respuesta a las necesidades del mercado, además de fabricar para el resto de los mercados europeos.

¿Cuáles son los productos más destacados que comercializa Deceuninck?
Contamos con un alto número de soluciones de todo tipo, sistemas versátiles y adaptados para cualquier circunstancia, entorno o necesidad, y todo ello con tecnología y gran dosis de innovación. De manera continua mejoramos los sistemas para estar siempre a la cabeza de lo más demandado. Siempre bajo los criterios de “Innovación – Ecología – Diseño”, tres
pilares que nos sirven de guía para ofrecer el mejor producto posible.

El último lanzamiento es nuestro sistema Elegant, un sistema de perfiles para ventanas y puertas de 76 mm de profundidad con una estética recta y minimalista. Basado en el concepto que llamamos iCOR, permite combinar marcos y hojas de manera flexible, aumentando las soluciones y reduciendo la complejidad.

Tampoco podemos olvidar nuestros sistemas OpenMax, sistemas correderos, de hojas independientes, que permiten gracias a la tecnología de sus herrajes, aprovechar el máximo espacio de paso con el menor grado de invasión interna.

También en el campo de los cajones de persiana, el nuevo Protex 2.0 resuelve de forma sencilla problemas complejos que merman de forma importante las prestaciones de los cajones que actualmente podemos encontrar en el mercado. De partida, no
hacen falta ni tornillos, ni silicona.

¿De qué manera comercializan sus productos y qué servicios ofrecen a sus clientes?
Es importante la correcta definición del Marketing Mix, ofrecer productos de calidad, un servicio fiable, atención rápida, y adelantándonos a las necesidades para generar negocio para nuestros clientes.

Contamos con un equipo altamente cualificado, con muchos años de experiencia en el sector, y con la capacidad de asesorar y atender al cliente de manera cercana. También creemos mucho en el concepto de partner en lugar de cliente, nos involucramos y participamos de manera proactiva en sus dinámicas diarias, dando soporte desde la producción a la comercialización de las ventanas y puertas fabricadas, con una formación continua en aspectos técnicos y empresariales.

Creemos firmemente en desarrollar un proyecto común que nos ayude a crecer como partners, y les hagamos partícipes de un sentimiento de unidad y desarrollo mutuo.

La marca Deceuninck se asocia con productos de calidad. ¿Cuál cree que es el secreto para que el mercado les perciba de este modo?
No solo la calidad del producto sino también la calidad del servicio. Atender sus demandas, dar apoyo en todo donde se sientan menos seguros, en definitiva, una atención desinteresada que a la vez apoye a los elementos más tangibles: el producto.

Esto creemos es lo fundamental, así mismo el poder facilitarles elementos de visibilidad, que sean útiles y reflejen los valores de la marca y virtudes del producto de una manera elegante y visual.

¿Hacia dónde espera que evolucione el negocio de Deceuninck en España?
Nuestras expectativas son positivas. Estamos haciendo mucho esfuerzo en impulsar de forma proactiva la sostenibilidad, el ahorro energético, la economía circular y criterios como Passivhaus y edificios de consumo casi nulo (ECCN).

Estamos convencidos de que ese es el camino y desarrollamos productos y servicios afines a ello. El respeto medioambiental es un valor arraigado en la compañía, por lo que contamos con una de las plantas fábricas europeas en reciclaje con una capacidad de reciclaje de 45.000 toneladas anuales, 2,3 millones de ventanas de PVC al año.

El mercado de construcción en nuestro país lleva varios años en fase de recuperación. ¿Cuál es la visión de Deceuninck sobre el mismo?
El mercado ha cambiado radicalmente. Si hace 12 años sólo existía la obra nueva, hoy sólo representa el 20% del mercado de la ventana, siendo el 80% restante la renovación particular. Y aunque el producto final, la ventana, es técnicamente el mismo, ambos segmentos de mercado son totalmente distintos.

Centrándonos en la obra nueva, aún tiene recorrido para crecer, ya que por demografía y en un entorno económico estable, el país puede necesitar dos o tres veces el número de viviendas nuevas que hoy se construyen, manteniéndose en un entorno económicamente sostenible a diferencia de la década de los 2000.

Además, hoy contamos con una normativa que pone el foco en las prestaciones de los materiales que se incorporan en la edificación, para asegurar un mínimo de prestaciones globales del edificio. Lo que redunda en una mejora general de la calidad de la edificación.
El único peligro que vislumbramos en este segmento de mercado es que, tras los duros años de la crisis, muchos no han aprendido nada y siguen aplicando el modelo precrisis de plazos de pago extremadamente largos.

ANERR Deceuninck

Deceuninck también es una compañía que enfoca buena parte de su negocio a la rehabilitación y la reforma. ¿Cuál es su opinión sobre este mercado y qué esperan del mismo en el futuro?
Como indicábamos antes, la rehabilitación particular es actualmente el segmento preponderante del mercado de la ventana, y esto ha obligado al sector a una profunda reconversión. Si antes se fabricaban 100 ventanas iguales para entregar en un punto, la obra, hoy se fabrican 100 ventanas distintas a entregar en 100 puntos distintos, la vivienda particular.

A diferencia de la obra nueva, la renovación particular es mucho más dinámica y vanguardista. El cliente particular se informa más y valora el confort que obtendrá de sus nuevas ventanas. Hoy, existen en España más de 140 millones de ventanas que necesitan ser cambiadas por buenas ventanas. Esta acción repercute en dos frentes, el primero, es el confort del usuario final, mientras que el segundo, es la sostenibilidad.

España es un país deficitario desde el punto de vista energético, por lo que renovar sus ventanas reduciría las importaciones de combustibles en más de 10.000 millones de euros anuales en un cálculo conservador, con el consiguiente beneficio medioambiental. Hablamos de importes a nivel de cuentas nacionales, mientras que cada ventana que se reemplace por una ventana de altas prestaciones energéticas, a la vez que económicamente muy competitivas, equivale a dejar de utilizar 21 bombillas de 10w en tecnología LED durante un año. O, por ejemplo, 4 ventanas de altas prestaciones reducen las emisiones de CO2 de una vivienda equivalentes a las emisiones de un coche medio circulando durante un año. Por ello, confiamos plenamente e impulsamos el mercado de la rehabilitación.

Deceuninck invierte buena parte de sus recursos en lanzar al mercado productos con la máxima eficiencia energética. ¿Cómo se concreta esta apuesta?
Efectivamente uno de nuestros valores y objetivos es la eficiencia energética. Nuestros sistemas de perfiles cuentan con la calidad del material necesario para preservar el bienestar y confort en el hogar. Cumplen también estrictos criterios de transmitancia térmica, haciéndolos aptos para criterios de ECCN.

Formamos también de manera continua a nuestros partners y sus distribuidores, para asegurar una correcta instalación y un nivel de estanquidad máximo. Así aportamos confort en el hogar, reducimos emisiones de CO2 y un ahorro económico para el usuario.

¿Hasta qué punto son importantes los cerramientos para puertas y ventanas de la marca a la hora de conseguir una vivienda bajo el estándar Passivhaus?
Los cerramientos son el punto más débil de la fachada desde el punto de vista del aislamiento térmico, por ello es clave alcanzar la excelencia en el campo del acondicionamiento de una vivienda para que cumpla con el estándar Passivhaus. Cerramientos con una alta resistencia mecánica para asegurar una óptima estanquidad, fabricados con materiales de baja transmitancia térmica y 100% reciclables son la herramienta para lograrlo.

Además, hay que prestar atención a la instalación de estos para asegurar que la interfaz entre marco y muro sea a la vez estanca y respirable. Esto obliga a una constante formación del instalador para asegurar un óptimo resultado del conjunto, que se traduce
en confort para el usuario final y protección para el medio ambiente.

La compañía llevó a cabo recientemente un estudio sobre “Contaminación Ambiental y Acústica en los hogares españoles”. ¿Cuáles fueron las principales conclusiones del mismo?
El estudio sobre contaminación nos ha abierto los ojos en muchos sentidos. Básicamente, hay una concienciación sobre los efectos nocivos a los que nos exponemos en el interior de los hogares, derivados de la contaminación exterior. Además, nos hemos encontrado con una percepción latente del problema, se ve, se nota y se siente.

Pero, desafortunadamente, las encuestas dejan entrever que el usuario final no toma la iniciativa para solucionarlo, y cuando se habla de las medidas a tomar, los porcentajes de aquellos que constatan que no las toman es preocupantemente alto.

También, hay cierto desconcierto de sobre quién debe recaer la responsabilidad de preservar las edificaciones de los agentes contaminantes. ¿El usuario? ¿La administración? ¿Las empresas fabricantes?

Las claves y las soluciones están claras, renovación de cerramientos, una correcta ventilación, reformas de edificios, etc. Queda un largo camino, pero debemos comenzar
a recorrerlo ya. Los planes políticos a 20 o 30 años vista desincentivan la acción del individuo.

Por último, ¿qué mensaje lanzaría al profesional de la rehabilitación y la reforma para que apostara por productos Deceuninck?
Nuestro mensaje sigue siendo el mismo, hay que apostar por productos que nos lleven al confort, al ahorro energético, a mejorar la economía del usuario y proteger el medio ambiente.

Las ventanas se cambian muy pocas veces en la vida, invirtamos en salud y calidad de vida. Apostemos por empresas comprometidas con estos criterios y que desarrollen productos que ayudan a conseguirlos a corto, medio y largo plazo.

Entrevista destacada publicada en la Revista ANERR news edición papel número 18 – Febrero 2020: https://www.anerr.es/revista-anerr-news/