El monosplit FAIR de Gree ofrece el máximo confort y un diseño cuidado

ANERR Gree

El monosplit de pared de gama media FAIR de Gree, fabricante de aire acondicionado, ofrece diferentes opciones de control, una amplia variedad de funciones y un diseño cuidado y minimalista, convirtiéndose en la mejor opción para cualquier ambiente, ya sea doméstico, profesional o comercial. Además, su robustez garantiza un rendimiento eficiente incluso en largos períodos de funcionamiento.

De clase energética A++, el monosplit de pared FAIR cuenta con generador de iones. Así, produce iones negativos que eliminan más del 90% de las bacterias, los virus y las esporas de moho que se encuentran en el aire, mejorando su calidad. También dispone de control WIFI, que permite gestionar las unidades interiores a través de internet usando un Smartphone o una tablet, y panel retroalimentado con reloj.

El Split FAIR, de bajo nivel sonoro, cuenta con el modo Fuera de Casa, que impide que la temperatura baje de 8°C para proteger tanto el edificio como las canalizaciones existentes en el local. Por otro lado, la función I Feel permite ajustar la temperatura y el caudal de aire de forma más eficiente a través de un sensor integrado en el control remoto que percibe la temperatura ambiental y comunica con la unidad interior.

El equipo cuenta con varias funciones de seguridad como el anti congelamiento gracias al descarche inteligente, protección contra sobre corrientes y sensores que regulan la temperatura y las presiones en todo momento para garantizar su funcionamiento y fiabilidad. Además, de forma opcional, el monosplit de pared FAIR de Gree ofrece la posibilidad de añadir controles de pared y paro/marcha.

El monosplit FAIR de Gree utiliza el nuevo gas refrigerante ecológico R32, que incrementa en un 10% la eficiencia energética y tiene un impacto medioambiental tres veces menor que su precedente el gas R-410. El R32 es un gas puro, por lo que es mucho más fácil de reciclar. Además, al mejorar la eficiencia en la transmisión térmica, sus equipos requieren una menor cantidad de gas y, al ser ecológico, está gravado con menos impuestos y resulta hasta tres veces más económico en caso de fuga.