Schneider Electric analiza la relación entre digitalización y turismo sostenible en FITUR 2020

ANERR Schneider Electric

Schneider Electric, dedicada a la transformación digital de la gestión de la energía y la automatización, ha estado presente en la Feria Internacional de Turismo (FITUR) 2020, que se ha celebrado del 22 al 26 de enero en el IFEMA de Madrid. La participación de la compañía se ha concretado en una ponencia a cargo de Jessika D. Mora, responsable del segmento hotelero en Canarias, y la presentación de su gama de cargadores para vehículos eléctricos EVLink en el stand de ITH.

Schneider Electric fue uno de los ponentes destacados de la segunda jornada del Foro #techYsostenibilidad incluido en la sección especializada en tecnología e innovación para el sector turístico de FITUR, FITURTECHY. En un día centrado en la importancia de los datos para llevar a cabo una gestión sostenible del Turismo, Jessika dedicó su ponencia a analizar el papel tan fundamental que la transformación digital tiene para lograr un turismo más sostenible.

Los asistentes de FITUR también han podido conocer de primera mano las ventajas y características del cargador para vehículo eléctrico EVLink de Schneider Electric, que se ha expuesto en el stand del Instituto Tecnológico Hotelero (ITH), centro de investigación que busca promover el uso de nuevas tecnologías y sistemas de gestión entre las empresas del sector.

Los cargadores EVLink no solo permiten recargar los vehículos de forma fácil, segura y respetuosa con el medio ambiente, sino que evitan el riesgo de superar la potencia de suministro y ofrecen diferentes modalidades de servicio, ya sea con identificación de usuario como con facturación por el servicio o sin identificación y gratuita.

Schneider Electric reafirma su apuesta por soluciones de eficiencia energética que ayuden a reducir las emisiones de CO2 al sector hotelero con la solución EcoStruxure for Hotels. Además, también promueve la movilidad sostenible ofreciendo un servicio completo desde la auditoría energética o la adaptación de la red para las necesidades futuras hasta una amplia gama de puntos de recarga de vehículo eléctrico adaptada a las necesidades de cada segmento.