Verea incorpora accesorios de instalación resistentes a la corrosión que mejoran las prestaciones de la cubierta

 

ANERR Verea

Verea, fabricante de tejas con sede en Mesía (A Coruña), acaba de lanzar el catálogo 2019 en el que se incluyen nuevos accesorios de instalación resistentes a la corrosión, que han recibido un tratamiento que los hace únicos en el mercado y con el que se prolonga la vida de ganchos, tornillos y conjunto pletina, peine de alero y grapas.

El catálogo, que puede descargarse en la web www.tejasverea.com, incluye un conjunto de obras que muestran la experiencia de más de 50 años en el uso de diferentes tipos de tejas sobre las distintas estructuras que suelen encontrarse en las edificaciones. Para resolver dudas, Verea cuenta con un departamento técnico para el asesoramiento a profesionales y consumidores que se puede contactar en el correo electrónico oficina.tecnica@tejasverea.com o llamando al 637 251 878.

La publicación también incluye la teja Caribbean S que fue diseñada para el mercado internacional y en el apartado de piezas especiales, una nueva, el remate lateral universal.

Verea System, protagonista en el catálogo 2019

Verea System, la única solución constructiva integral para cubiertas homologada en España, es protagonista en el catálogo 2019 por sus prestaciones, la garantía de 50 años que proporciona a las tejas y su adaptabilidad a cualquier tipo de estructura constructiva.

Entre otras ventajas destacan, el incremento de la durabilidad de las tejas y una mayor eficiencia energética a las edificaciones. Es el único sistema de instalación de cubiertas que cuenta con un Documento de Idoneidad Técnica (DIT) que garantiza su total adecuación a las exigencias del Código Técnico de la Edificación (CTE) y que ha sido testado satisfactoriamente ante unas condiciones extremas de viento y lluvia.

Verea está ubicada en Mesía (A Coruña) en un complejo industrial de casi 300.000 metros cuadrados, distribuidos entre 3 líneas de producción con capacidad para fabricar 50 millones de tejas al año, una planta de molienda preparada para procesar más de 200.000 toneladas al año y dos patios de almacenamiento. La compañía factura 10 millones de euros y emplea a 50 trabajadores.