WWF presenta las conclusiones de la mesa redonda de edificación basadas en su informe “Rehabilitación Energética de Viviendas”

El 22 de junio tuvo lugar la presentación del informe de WWF “Rehabilitación Energética de Viviendas – Cómo Mejorar la Calidad de Vida y Combatir el Cambio Climático”. Tras la presentación del informe se celebró una mesa de debate con expertos de diferentes áreas relacionadas con la rehabilitación energética de los edificios y la salud. Concretamente, constituyeron la mesa los siguientes expertos:

  • Luis Vega Catalán, Coordinador Unidad de Edificación Sostenible, Ministerio de Fomento.
  • Pilar Pereda Suquet, Asesora del Área del Gobierno de Desarrollo Urbano Sostenible, Ayuntamiento de Madrid.
  • Rocío Carmona Alférez, Departamento de Epidemiologia y Bioestadística, Escuela Nacional de Sanidad. Instituto de Salud Carlos III.
  • Margarita de Luxan García de Diego, Catedrática Emérita de Arquitectura, Universidad Politécnica de Madrid.
  • Vicente Pérez, Responsable de Urbanismo, Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid.

A los expertos se les hicieron las siguientes preguntas y después se generó un debate entre ellos y el público:

1. Llevamos años intentando impulsar el sector de la rehabilitación energética de los edificios en España, pero el sector no da todavía señales de un arranque que nos lleve a lograr los escenarios más altos de la hoja de ruta de rehabilitación energética. ¿Cuáles en vuestra opinión son las barreras que lo han impedido? ¿Qué consideráis que tenemos que cambiar a partir de ahora y cuál sería el papel desde vuestro sector?

2. Según la OMS, las condiciones inadecuadas de las viviendas son un condicionante importante para la salud de los ciudadanos y responsables del 30% de las muertes adicionales en invierno. Esta situación se agravará mientras el cambio climático avanza y más personas entran en situación de vulnerabilidad. ¿Qué medidas de adaptación serían necesarias para disminuir el número de muertes adicionales?

3. Personas que ahora no están en situación de vulnerabilidad podrían estarlo si se agudiza el cambio climático por no poder hacer frente a los costes energéticos para mantener temperaturas de confort en invierno y verano (pobreza energética). ¿Es la rehabilitación energética la solución para afrontar la pobreza energética, o es necesario algo más que esto?

Preguntas específicas para cada ponente

1. Para Pilar Pereda: En el Ayuntamiento de Madrid tenéis ya una amplia experiencia en cuanto a la rehabilitación integral. ¿Qué aconsejaríais a otros ayuntamientos que tengan en cuenta cuando ponen en marcha programas de rehabilitación energética?

2. Para Luis Vega: Este año se revisa el código técnico de la edificación. ¿Consideráis necesario que se desarrolle un apartado específico sobre la adaptación de los edificios al cambio climático? ¿Qué herramientas consideráis que hacen falta para lograr esto?

3. Para Rocío Carmona y Margarita de Luxan: ¿Dónde está en estos momentos la investigación sobre las incidencias del cambio climático en los edificios y la salud de la ciudadanía? Consideráis esta línea de investigación importante y si es así que herramientas consideráis necesarias para que la investigación avance más rápido.

4. Para Vicente Pérez: ¿Que hace falta desde el punto de vista de los vecinos para que la rehabilitación energética se haga más popular en las comunidades? ¿Se necesita más información y difusión o hay algo más que no se ha identificado todavía? ¿Son las ayudas de hoy en día suficientes para poner los proyectos de rehabilitación en marcha en los barrios más necesitados?

Los puntos más importantes del debate se han recogido y se han clasificado en 2 grandes bloques temáticos. El primero se refiere a las barreras existentes hoy en día, por las que la rehabilitación energética de las viviendas no se ha impulsado realmente en España y las soluciones para que esto se haga realidad. El segundo bloque se refiere a propuestas para la mejora de la capacidad de adaptación de los edificios y su mayor resiliencia frente al cambio climático y la protección de la salud y la calidad de vida de la ciudadanía.

Barreras y Soluciones para impulsar la rehabilitación energética de viviendas en España

1- Barreras:

1. El incumplimiento de los compromisos por parte de la administración ha generado precedentes adversos y desconfianza entre la ciudadanía sobre la calidad de los modelos de subvención-financiación de los proyectos de rehabilitación de los edificios.

2. La falta de coordinación entre la administración central, autonómica y local.

3. La falta de evolución de la administración para cubrir necesidades actuales.

4. La rehabilitación energética es un concepto nuevo tanto para la ciudadanía que no entiende bien el impacto positivo que puede suponer para su calidad de vida, como para el sector de la construcción que todavía no ha aprovechado esta oportunidad para realizar el giro hacía una construcción más sostenible.

5. Los mensajes negativos que se lanzan muchas veces desde las empresas sobre los modelos de subvención-financiación.

6. La crisis económica y la incertidumbre entre los ciudadanos.

7. La falta de concienciación de la ciudadanía y de los técnicos.

8. La estructura de la propiedad que dificulta la realización de intervenciones de rehabilitación energética.

9. Los avances de la rehabilitación energética en España no disfrutaron de una difusión suficiente hasta ahora.

10. La falta de datos e investigación en España sobre las olas de frio y calor y sus impactos en los edificios y la salud de las personas.

2- Soluciones:

Soluciones para la administración:

1. Generar ayudas y políticas sociales para abordar problemas de pobreza y ayudar a las franjas más vulnerables de la sociedad, impulsando simultáneamente el sector de la rehabilitación energética en España.

2. Detectar los tramos de cada ciudad (barrios y distritos) donde hacen falta ayudas y adaptar las ayudas a las necesidades verdaderas de la sociedad, especialmente de las franjas más vulnerables, disponiendo las cuantías y los métodos adecuados.

3. Tener en cuenta características sociodemográficas a la hora de diseñar programas de subvenciones y evitar las subvenciones indiscriminadas.

4. Incentivar y no obligar. La rehabilitación energética no se debería ver como una obligación por parte de la sociedad, sino como una oportunidad de mejora de su calidad de vida. En este sentido, la realización de proyectos piloto, las subvenciones y la facilidad de la financiación, la información y el cumplimiento de los compromisos por parte de la administración, pueden ser herramientas importantes para lograr el impulso del sector con incentivación de la ciudadanía.

5. Aumentar la financiación pública (Fomento, CCAA, IDAE, Ayuntamientos) y sumar varios planes de financiación para la rehabilitación energética y la mejora de la habitabilidad de las viviendas. Ejemplo el ayuntamiento de Madrid en términos de financiación.

6. Fomentar la continuidad de la financiación, a través de convocatorias plurianuales.

7. Empoderar las Comunidades de vecinos, a través de una revisión de la ley de las 3R.

8. Liberar cuantías suficientes para abordar los problemas más graves de habitabilidad, pobreza y pobreza energética.

9. Ofrecer información in-situ sobre la rehabilitación energética y la regeneración de los barrios y hablar con los vecinos y las vecinas.

10. Mejorar de la Información y concienciación de la ciudadanía, los técnicos y las empresas.

11. Crear auditorías energéticas con ayudas del ayuntamiento e implantar medidas de bajo coste.

12. Revisar la situación vigente de cesión de datos para la realización de investigaciones y financiación para la obtención de datos desagregados y datos meteorológicos.

Soluciones para las empresas:

13. Mejorar la visibilidad de los elementos menos tangibles, como por ejemplo la reducción del ruido y su incorporación en la ecuación de los costes y los beneficios de la rehabilitación energética.

14. Mejorar la coordinación sectorial e intersectorial en los proyectos de la rehabilitación energética.

15. Fomentar proyectos piloto en todos los barrios.

16. Cambiar el discurso sobre el ahorro energético y enfocar más en la mejora de la calidad de vida, además de mejorar la difusión de los beneficios de la rehabilitación energética.

Soluciones para la investigación

17. Estudiar con más detalle las olas de calor y frio y definir mejor los umbrales que disparan la mortalidad adicional, tanto en invierno como en verano.

18. Aprender por la experiencia existente a nivel europeo y profundizar la investigación para el caso español.

Propuestas para mejorar la capacidad de adaptación al cambio climático

Para la administración

1. Repensar el modelo energético hacia uno descentralizado basado en la eficiencia energética y las energías renovables con producción in-situ, en los edificios y barrios. Esto, además de la reducción de las emisiones de CO2, ofrecería una mayor democratización del sistema energético, aportando soluciones reales que enfrenten la pobreza energética y generen una mayor capacidad de adaptación de los edificios y los barrios al cambio climático.

2. Dotar al sistema energético de una mayor Inteligencia que permita la interacción de los diferentes puntos de producción y consumo (Smart grids), permitiendo la mayor y mejor integración de las energías renovables de los edificios en la red.

3. Impedir las condiciones de riesgo en los edificios y establecer unas condiciones de confort concretas para el presente y el futuro, utilizando los datos y las proyecciones climáticas para el diseño de los edificios y barrios o la rehabilitación y regeneración de los mismos.

4. Estudiar el impacto de las olas de calor (y frío) en el parque existente de los edificios y tomar medidas adecuadas de adaptación al cambio climático, empezando por los edificios de mayor vulnerabilidad.

5. Potenciar los planes de prevención en caso de ola de calor y frío para que consigan mayor impacto.

6. Corregir los datos climáticos del CTE en función de los escenarios futuros del cambio climático en España.

7. Garantizar el acceso continuo a la energía (no cortes), especialmente para los más vulnerables y bajar el precio del Mwh durante las olas de calor.

8. Complementar las reformas energéticas de los edificios con medidas urbanísticas que mejoren la capacidad de adaptación de los barrios y las ciudades al cambio climático.

Para técnicos y empresas

9. Utilizar elementos tradicionales de protección del calor y frío. La arquitectura tradicional facilita muchos elementos pasivos para la regulación de la temperatura de los edificios sin la utilización de medios mecanizados.

10. Poner en marcha políticas y herramientas de prevención de la pobreza global en España, para reducir la vulnerabilidad y mejorar la resiliencia social frente al cambio climático.

11. Conseguir una mayor evolución de los enfoques constructivos y urbanísticos en el tiempo según los impactos del cambio climático.

12. Revisar los programas de simulación energética de los edificios y los plazos de amortización, según el avance del cambio climático.

Para la investigación

13. Realizar estudios más específicos por sexo y edad de los efectos de las olas de calor y frío.

14. Realizar estudios fronterizos sobre el impacto del cambio climático en las ciudades y en la salud de las personas entre varios sectores para mejorar las sinergias y romper las barreras sectoriales.

15. Conseguir una mayor difusión de los resultados de la investigación para llegar a las administraciones, las empresas y la ciudadanía.