El Fondo Nacional de Eficiencia Energética no convence al sector de la Rehabilitación de edificios

ANERR reclama la necesidad de poner en marcha un plan de reforma y rehabilitación de viviendas que tendría un efecto multiplicador en el consumo interno y en la actividad productiva, y contribuiría a reducir la economía sumergida.

La dotación del Fondo Nacional de Eficiencia Energética aprobado recientemente en el Consejo de Ministros solo un día después de cumplirse el plazo de transposición -5 de junio- de la Directiva Europea de Eficiencia Energética 2012/27/UE, no convence al sector de la rehabilitación en este sentido.

El fondo tendrá una dotación de hasta 350 millones de euros anuales procedentes de los Fondos Estructurales Europeos correspondientes a la Administración Estatal, que aportará el 35%. El resto provendrá de un impreciso sistema de obligaciones a los suministradores de energía que, o bien tienen que alcanzar ahorros con actuaciones propias para reducir el consumo, o bien realizar aportaciones directas a este Plan.

Además este Fondo, no sólo llegará a los edificios de uso residencial sino también al terciario (hoteles, centros del Sistema Nacional de Salud, comercio minorista, etc.) y los sectores industrial, agrícola o de transporte.

La consecuencia de esto, es que es muy difícil que 350 millones de euros anuales generen un alto impacto en todos los distintos sectores a los que se dirigirán y posiblemente no tendrán la capacidad de crear un sector de rehabilitación energética profunda, que es lo que necesita el parque edificatorio español en estos momentos. Se debería disponer de un producto financiero para cada segmento del mercado y una estrategia explícita para cada sector.

El fondo debería impulsar la cobertura de unas necesidades ingentes, dado el abismo que existe entre el estado de las viviendas España y las exigencias europeas relativas a la eficiencia energética de los edificios que sitúa a nuestro país en una posición difícil de cara al cumplimiento de los compromisos de la Estrategia Europea 2020.

Fuente:  www.elmundo.es/economia/; iEnergy, asesoría técnica de Anerr.