La construcción sufre un “descalabro” en Bizkaia

La Asociación de Constructores y Promotores de Bizkaia (Ascobi) ha hecho una lectura totalmente negativa del sector. Si durante 2012 casi todos los indicadores económicos registraron un agravamiento generalizado, en el caso de la construcción habría que hablar de “un descalabro”, según expresó su presidente, Manu Galíndez. La vivienda nueva iniciada en el territorio cayó un 25%. Sólo se empezaron a levantar 2.953 pisos frente a los 3.953 de doce meses atrás. El descenso de las operaciones de compraventa experimentó un descenso histórico del 35%, con especial incidencia en el mercado de segunda mano.

La penosa situación del sector ha afectado al mercado laboral, con la destrucción de más de 6.000 empleos. La media de población ocupada en la construcción en 2012 era de 30.200 personas frente a las 36.600 del periodo anterior, lo que supone una caída del 17,5%. Desde el comienzo de la crisis, de cada tres puestos de trabajo en el sector se ha perdido uno en Bizkaia, con un descenso acumulado del 37%.

La licitación pública, el gran salvavidas durante los últimos años, tampoco aporta ya aire como consecuencia de que “los ayuntamientos no tienen un euro”, según Galíndez. La inversión de la administración pública cayó en Bizkaia un 43% al obtener contratas por importe de 516 millones frente a los 908 de 2011.

Por otro lado, el precio de la vivienda nueva bajó el año pasado un 6,6%, bastante menos que la usada que cayó un 11,2%. Ante esta “penosa” situación, cuya evolución se agravará a lo largo del presente ejercicio, Ascobi pidió al Gobierno vasco “medidas de estímulo”. Urgió la reforma de la ley del Suelo y la financiación de las grandes infraestructuras, especialmente la Y vasca. De lo contrario, la desaparición de constructoras y promotoras seguirá su imparable ritmo. Sólo el año pasado cerraron más de 2.300 en toda Euskadi.

Fuente: elcorreo.com