Circular informativa del IRPF: Medidas a tener presente antes del cierre del ejercicio 2012

CIERRE IRPF 2012. NOVEDADES Y ASPECTOS A TENER EN CUENTA

1. SUPRESIÓN DE LA DEDUCCIÓN  POR ADQUISICIÓN DE VIVIENDA HABITUAL

A partir del 1 de enero de 2013 se suprime la deducción por adquisición de vivienda habitual, estableciendo un régimen transitorio por el que podrán continuar practicando la deducción por inversión en vivienda en ejercicios futuros, todos aquellos contribuyentes que hubieran adquirido su vivienda habitual antes del 31 de diciembre, o hubieran satisfecho las cantidades antes de esta fecha para la construcción, ampliación, o realización de obras por razones de discapacidad en su vivienda habitual.

Para el 2012, se debe tener en cuenta lo siguiente:

  • La base máxima de deducción será de 9.040€ anuales.
  • El tipo de deducción estatal asciende al 7,5% de las cantidades satisfechas en el período impositivo.
  • El tipo autonómico, en Catalunya, es del 9% en los siguientes casos:
    • Que el contribuyente no sea mayor de 32 años y su base imponible (una vez deducido el mínimo personal y familiar) no supere los 30.000€.
    • Haber estado en situación de desempleo durante el ejercicio por 183 días o más.
    • Tener un grado de discapacidad igual o superior al 65%.
    • Formar parte de una unidad familiar que incluya como mínimo 1 hijo en la fecha del devengo.
  • En el resto de los casos, se aplica un tipo del 6%.

Será necesario que haya escritura pública y entrega de llaves para que se considere que se ha adquirido una vivienda a los efectos de tener derecho a la deducción. Asimismo también tendrán derecho aquellos que hubieran hechos pagos a cuenta de la vivienda en construcción, siempre que la misma se acabe en el plazo de 4 años desde su inicio.

Por lo que se refiere a la Comunidad de Madrid, existe una deducción por inversión en vivienda habitual de nueva construcción.

Así, los contribuyentes que tengan derecho a la deducción por inversión en vivienda habitual regulada en el art. 68.1 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del IRPF, y de modificación parcial de las Leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de No Residentes y sobre el Patrimonio, podrán aplicar una deducción adicional del 1% de acuerdo con los siguientes requisitos:

  1. La vivienda adquirida debe ser de nueva construcción. Se entenderá que se trata de una vivienda de nueva construcción cuando dé lugar a una primera entrega tal y como se define en el art. 20.Uno.22 de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, Reguladora del IVA.
  2. No se aplicará esta deducción por:
    1. Las obras de rehabilitación de la vivienda propia ni por las obras e instalaciones de adecuación en la misma.
    2. Cantidades depositadas en las cuentas vivienda a que se refiere el art. 56 del Real Decreto 439/2007, de 30 de marzo, por el que se aprueba el Reglamento del IRPF.
  3. La base de esta deducción y sus límites serán los mismos que los de la deducción por inversión en vivienda habitual regulada en el art. 68.1 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del IRPF, y de modificación parcial de las Leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de No Residentes y sobre el Patrimonio.
  4. En lo no previsto en los puntos anteriores se aplicará la normativa regulada en el art. 68.1 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del IRPF, y de modificación parcial de las Leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de No Residentes y sobre el Patrimonio, en su redacción vigente a 31 de diciembre de 2008.

Asimismo, existe una deducción complementaria al tramo autonómico de la deducción por inversión en vivienda habitual, en el siguiente supuesto:

1. Los contribuyentes que, de acuerdo con lo previsto en el art. 68.1 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del IRPF, y de modificación parcial de las Leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de No Residentes y sobre el Patrimonio, en su redacción vigente a 31 de diciembre de 2008, hubieran tenido derecho a la aplicación de la deducción por inversión en vivienda habitual podrán aplicarse una deducción complementaria al tramo autonómico de la deducción por inversión en vivienda habitual cuyo importe será la diferencia entre:

  1. El importe correspondiente al tramo autonómico de la deducción por inversión en vivienda habitual que resulte de aplicar la normativa vigente a 31 de diciembre de 2008.
  2. El importe correspondiente al tramo autonómico de la deducción por inversión en vivienda habitual que resulte de aplicar la normativa vigente en el ejercicio en que se aplique.

2. No resultará de aplicación la presente deducción cuando el resultado de la operación anterior sea negativo.

2. CUENTAS AHORRO VIVIENDA

Los titulares de cuentas ahorro vivienda que no hubieran adquirido la vivienda habitual antes del 31 de diciembre de 2012, deberán en la declaración de renta a presentar en junio de 2013, proceder a devolver todas las deducciones practicadas con anterioridad, sin el devengo de intereses.

3. REDUCCIÓN APLICABLE A LAS RENTAS PERCIBIDAS POR ARRENDAMIENTOS DE BIENES INMUEBLES DESTINADOS A VIVIENDA HABITUAL DEL ARRENDATARIO

Se aplicará una reducción del 100% de las rentas percibidas cuando el arrendatario sea menor de 30 años y obtenga rentas por importe superior al IPREM. Una vez se alcanza esta edad, se aplica la reducción general del 60%.

Sin embargo, si el contrato se celebró con anterioridad al 1 de enero de 2011, se seguirá aplicando la reducción del 100% hasta la edad máxima de 35 años.

4. GANANCIAS Y PÉRDIDAS PATRIMONIALES

A partir del 1 de enero de 2013, las ganancias patrimoniales derivadas de la transmisión de bienes y derechos cuya titularidad por parte del contribuyente tenga MENOS DE 1 AÑO de antigüedad, se incluirán en la parte general de la base imponible, tributando como tal a una tarifa progresiva que en Cataluña puede alcanzar el 56%, en lugar de tributar a la tarifa de las rentas del ahorro.

Como complemento a esta medida, se prevé el siguiente régimen transitorio:

  • Las pérdidas patrimoniales derivadas de la transmisión de elementos patrimoniales,  producidas en los períodos impositivos 2009 a 2012, que se encuentren pendientes de compensación a 1 de enero de 2013, seguirán compensándose con las ganancias y pérdidas patrimoniales generadas, cualquiera que fuera su plazo de generación.

5. PLANES DE PENSIONES Y MUTUALIDADES DE PREVISIÓN SOCIAL

Las aportaciones y contribuciones anuales realizadas a planes de pensiones y a mutualidades de previsión social son deducibles de la base imponible general del IRPF. El límite máximo conjunto para estas reducciones, vendrá determinado por el menor de los siguientes importes:

  • El 30% de la suma de los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas percibidos individualmente en el ejercicio. Para mayores de 50 años el porcentaje se eleva al 50%.
  • 10.000€ anuales. En caso de contribuyentes mayores de 50 años la cuantía anterior se eleva a 12.500€.

Se podrán trasladar a 5 años las aportaciones que no hayan podido ser objeto de reducción por insuficiencia de base o por aplicación de los límites máximos de reducción.

El contribuyente cuyo cónyuge no obtenga rentas del trabajo o de actividades económicas o que éstas sean de cuantía inferior a 8.000€ anuales, podrá reducir en la base imponible las aportaciones realizadas a planes de pensiones de los que sea participe dicho cónyuge, con el límite máximo de 2.000€ anuales.

Las personas con minusvalía física o sensorial igual o superior al 65%, psíquica igual o superior al 33% pueden realizar aportaciones y beneficiarse de las reducciones en la Base Imponible del IRPF, tanto ellas como sus parientes en línea directa o colateral hasta el tercer grado, con los siguientes importes máximos:

  • Partícipes con discapacidad: 24.250€ anuales.
  • Familiares o tutores: 10.000€ anuales.
  • Límite de aportaciones anuales, incluidas las del propio minusválido y del tutor y familiares: 24.250€.

Para las prestaciones en forma de capital de planes de pensiones y demás instrumentos de previsión social, la reducción del 40% se mantiene para la parte de la prestación que corresponda a aportaciones efectuadas hasta 31 de diciembre de 2006.

En el caso de los seguros colectivos de dependencia constituidos para instrumentalizar compromisos por pensiones, se establece, con efectos a partir del 1 de enero de 2013, que sólo podrá figurar como tomador del seguro la empresa, y como asegurado y beneficiario el trabajador. El límite de reducción de las primas satisfechas por la empresa será de 5.000€ anuales.

6. DONATIVOS

Las cantidades donadas durante el ejercicio a las fundaciones y asociaciones declaradas como entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo, tendrán derecho a un porcentaje de deducción del 25% de la cantidad efectivamente donada.

Entre estas entidades se encuentran las organizaciones no gubernamentales de Cooperación para el Desarrollo, la Cruz Roja Española y la ONCE, las fundaciones religiosas inscritas en el Registro de Entidades Religiosas que cumplan los requisitos legalmente previstos, y las entidades de la Iglesia Católica y de otras iglesias y confesiones que tengan suscritos acuerdos de cooperación con el Estado español. También dan derecho a la deducción del 25% las cantidades donadas a partidos políticos o federaciones regulados en el art. 4 de la LO 8/2007 de 4 de julio sobre financiación de partidos.

Existe un porcentaje incrementado de deducción del 30% de la cantidad efectivamente donada para la realización de actividades y programas prioritarios de mecenazgo que cada año determina la ley.

El resto de donativos no incluidos en los anteriores y cuyas entidades beneficiarias sean fundaciones legalmente reconocidas que rindan cuentas al órgano de protectorado correspondiente y aquellas declaradas de utilidad pública, no incluidas en el ámbito de la ley 49/2002, tendrán derecho a una deducción del 10 % de su importe.

7. PREMIOS DE LOTERÍA Y OTROS JUEGOS

A partir del 1 de enero de 2013, los premios de Loterías del Estado, CCAA, Once, Cruz Roja y otros que hasta la fecha estaban exentos, tributaran al tipo especial del 20%.

8. AUMENTO DE TIPOS

Para este año y también para el 2013, se han establecido unos gravámenes complementarios, incrementando las tarifas estatales  que se aplican a los distintos tramos tanto de la base liquidable general, como de la base liquidable del ahorro,  para los períodos fiscales 2012 y 2013.

Con ello, los tipos finales resultantes, en Cataluña, son los que se reflejan a continuación:

Ejercicio 2012-2013. BASE LIQUIDABLE GENERAL

Base liquidable

Cuota íntegra

Resto base liquidable

Tipo aplicable

0€

0€

17.707,20€

24,75%

17.707,20€

4.382,53€

15.300,00€

30,00%

33.007,20€

8.972,53€

20.400,00€

40,00%

53.407,20€

17.132,53€

66.593,00€

47,00%

120.000,20€

48.432,24€

55.000,00€

49,00%

175.000,20€

76.481,24€

125.000,00€

55,00%

300.000,20€

145.231,24€

En adelante

56,00%

Por su parte, la escala autonómica de la Comunidad de Madrid es la siguiente:

Base liquidable

Cuota íntegra

Resto base liquidable

Tipo aplicable

0€

0€

17.707,20€

24,75%

17.707,20€

4.382,53€

15.300,00€

30,00%

33.007,20€

8.972,53€

20.400,00€

40,00%

53.407,20€

17.132,53€

66.593,00€

47,00%

120.000,20€

48.432,24€

55.000,00€

49,00%

175.000,20€

75.381,24€

125.000,00€

51,00%

300.000,20€

139.131,24€

En adelante

52,00%

Ejercicio 2012-2013. BASE LIQUIDABLE DEL AHORRO

Base liquidable

 

Resto base liquidable

 

Nuevo Tipo

IRPF 2012 (%)

0€ 6.000,00€ 21,00%
6.000,00€ 24.000,00€ 25,00%
24.000,00€ En adelante 27,00%

9. OBLIGACIÓN DE INFORMACIÓN SOBRE BIENES Y DERECHOS SITUADOS EN EL EXTRANJERO

Se establece una nueva obligación de información de bienes y derechos situados en el extranjero, que se tendrá que presentar ya en 2013, con respecto a los bienes y derechos cuya titularidad se ostente en 2012. Esta obligación deberá cumplirse entre el 1 de enero y el 31 de marzo del año siguiente a aquel al que se refiera la información a suministrar. A esta obligación se ligan fuertes sanciones.

La obligación de información no resultará de aplicación, entre otros, si los saldos de las cuentas a 31 de diciembre y el saldo medio correspondiente al último trimestre del año, son inferiores a 50.000€.